Fortalecer la espalda para tenerla bonita y ser más feliz

  • Estilo de vida
  • HACE 5 meses, 3 días
Cómo fortalecer la espalda durante el embarazo

Gomas, mancuernas, TRX, trabajo en máquina con poco peso y usar el propio cuerpo con la fitball son algunos ejercicios recomendables

Sí, has leído bien, ser más feliz. La espalda es el motor del cuerpo, de ella nacen la mayoría de nuestros movimientos, desde los más pequeños. Por tanto tenerla fuerte y firme no solo nos hará lucir escotes más bonitos sino que nos hará afrontar el día a día con más garantías, y evitar al mismo tiempo lesiones y dolores.

Una espalda saludable es calidad de vida, y es que en esta zona se refleja de forma muy intensa cualquier molestias y hasta el propio estrés. Por eso, yo siempre incluyo rutinas de espalda mínimo una vez por semana en las que no faltan los ejercicios de fuerza y estiramientos.

Cómo fortalecer la espalda durante el embarazo Cómo fortalecer la espalda durante el embarazo Cómo fortalecer la espalda durante el embarazo

En mi caso, ahora que estoy esperando un bebé, sigo trabajando en ella no solo para llevar mejor el embarazo sino para afrontar un mejor postparto y una buena recuperación. El embarazo requiere la fortaleza de un deportista de alto rendimiento, y no soy nada exagerada. Son muchos los días, las semanas y los meses en los que el cuerpo de la mujer no deja de adaptarse a los cambios y eso conlleva, claro está, molestias. Y requiere de fuerza, física y también mental.

Conforme la figura cambia y la tripa va creciendo la postura va adaptándose a la nueva fisionomía. Hay que ir equilibrando el peso, pero no sólo eso, además hay que tener en cuenta factores como que durante la gestación las hormonas vuelven los músculos y ligamentos más relajados, y eso suele notarse, muchas veces de forma algo desagradable, en la pelvis y la espalda, o que el útero crece lo que también se nota mucho en la zona de los riñones, por así decirlo.

Cómo fortalecer la espalda durante el embarazo Cómo fortalecer la espalda durante el embarazo Cómo fortalecer la espalda durante el embarazo Cómo fortalecer la espalda durante el embarazo

El dolor de espalda es la molestia más común en el embarazo, y suele empeorarse desde mediados del segundo trimestre y hasta el final. Hay trucos para sobrellevarlo mejor como dormir de lado con una almohada entre las piernas, usar calzado cómodo evitando tacones de más de cinco centímetros (para no desestabilizar aún más), corregir las posturas, usar fajas de apoyo lumbar o los masajes. Aunque para mí habría que sumar uno más, el más importante e indispensable: el ejercicio físico.

Ya hemos hablado de los múltiples beneficios del deporte, pero sin duda frente a las molestias de la espalda es casi vital ser constante en la rutina de ejercicios. En este sentido, son claves realizar workout de fuerza al menos tres veces por semana, entre ellos uno debe ser de espalda. Remo, peso muerto, cargadas o jalón son algunos de los ejercicios que suelo realizar, ya sean en sala o clases tipo Body Pump. Además, son muy prácticos ejercicios con gomas, mancuernas o TRX, al ser material que fácilmente podemos tener en casa.

Cómo fortalecer la espalda durante el embarazo Cómo fortalecer la espalda durante el embarazo Cómo fortalecer la espalda durante el embarazo Cómo fortalecer la espalda durante el embarazo

Son dos básicos: fortalecer y estirar. Fortalecer para soportar mejor la carga en la zona dorso-lumbar, por ejemplo durante el embarazo, como es mi caso, o para caminar con tacones de varios centímetros, y estirar para evitar indeseadas contracturas.

También resulta muy útil el trabajo en fitball, por ejemplo para dar movilidad a la zona de la pelvis. Sentada sobre la pelota y haciendo círculos cambiando los movimientos no solo descargará la espalda sino que además nos ayudará a fortalecer el suelo pélvico.

Cómo fortalecer la espalda durante el embarazo
Cómo fortalecer la espalda durante el embarazo Cómo fortalecer la espalda durante el embarazo

También ayuda mucho estirar los dorsales, sentada sobre una esterilla echando el cuerpo hacia un lado y luego hacia el otro con la ayuda del brazo, o apoyada sobre las rodillas apoyadas y las manos encorvar y relajar la espalda (como un gato) inspirando y exhalando.

Al final, y como digo siempre, lo mejor es escuchar a tu cuerpo y disfrutar de cada etapa. ¡Y ya ni hablar de la espalda torneada que podrás lucir este verano!

Fotos: Bretodó

Zapatillas: Reebok

Gema Amil

Gema Amil

¡Hola! Me llamo Gema y soy mujer y mamá. Sí, porque ambas cosas son igual de importantes. Y es que la maternidad puede ser nuestro mejor momento. ¿El truco? Tan sólo hay que saber apreciar la belleza de lo imperfecto. Una #mamafit es la que aprende a quererse por fuera y, sobre todo, por dentro. Acompáñame en mi nueva vida saludable y coqueta
Gema Amil
Gema Amil

Más en Estilo de vida