Natalia Verdón, la influencer sevillana que perdió 33 kilos y motiva una vida sana sin complejos

  • Estilo de vida
  • HACE 2 meses

Lleva dos años trabajando por su salud, Natalia Verdón pesaba 100 kilos y no se quería, ahora tiene una firma de moda y más de 13.000 seguidores que valoran su esfuerzo y la admiran tal y como es

Hace poco os mostrábamos cómo la top internacional Lorena Durán publicó un vídeo en su Instagram que ha despertado un inusitado interés. ¿Por qué? La modelo curvy sevillana mostraba cómo cambiando la postura podemos conseguir que nuestro cuerpo parezca ideal o resulte más normal y realista. Su idea era naturalizar todos los tipos de cuerpo y desmitificar ciertos cánones de belleza impuestos. «No pasa nada por tener imperfecciones porque esto nos hace más reales. Ámate, acéptate y cree en ti», escribió. Pero Lorena no es la única diva del #bodypositive que tenemos en Sevilla, la joven Natalia Verdón es una joven diseñadora que está dándose a conocer en Instagram.

Natalia ya cuenta con más de 14.000 seguidores que están siendo testigos de cómo está consiguiendo un cambio en su cuerpo (llegó a pesar 100 kilos y ya ha perdido 33) gracias a practicar deporte y una vida saludable. Su impresionante pérdida de peso no supone un problema de complejos, ella ha mostrado el paso a paso sin filtros. Bulevar Sur ha querido conocer mejor a esta joven de 23 años que se ha formado como diseñadora y que ya ha lanzado su firma de moda.

Conoce más a Natalia Verdón

Natalia Verdón

Tu perfil de Instagram no deja de crecer. ¿Cómo has conseguido llegar a este estatus de microinfluencer?

Es una pregunta que me hacen mucho y que muchas veces me planteo jajaja y creo que la clave es mi naturalidad. Al final, siempre intento mostrar la vida misma y creo que eso llama la atención o gusta mucho. Quien me conoce sabe que lo que se ve, es lo que hay.

¿Qué supone a nivel personal y qué te ha reportado a nivel profesional?

A nivel personal me parece muy guay y me hace sentirme orgullosa de mí misma, no por un número de seguidores o likes, sino porque siento que lo que intento transmitir llega a la gente y eso mola mucho. A nivel profesional, obviamente, es una auténtica maravilla ya que considero que las redes sociales hoy en día son fundamentales, llegas a mucho público y en mi caso, para mi marca me ha servido de mucha ayuda.

A diferencia de lo habitual en Instagram tú te muestras tal y como eres, sin postureo, sin miedo…

Esto no ha sido de un día para otro, detrás de las primeras fotos hay miedos e inseguridades. La seguridad, el no tener esos miedos presentes, es algo que trabajo todos los días un poquito. Ese trabajo mental es lo que me hace tener confianza en mí misma y mostrarme siempre como quiero hacerlo.

La vida misma te da esta diversidad, apreciémosla, disfrutémosla

¿Cómo crees que podemos ir superando ese reino de las apariencias, los filtros, el photoshop… el de los cánones impuestos en belleza?

Sinceramente creo que es algo que a estos niveles no va a poder superarse pero sí podemos mejorarlo y además, a grandes niveles. ¿Por que no dejar de compararse con los demás y trabajar en uno mismo? Creo que ahí está el primer fallo y el primer paso para recurrir a estas falsas apariencias. Aceptemos lo normal como lo que es normal. Un cuerpo de 50, 40, 70 kilos es igual de válido que uno de 100 o 120. Con celulitis, sin ella. Con estrías, sin ellas.
Personas altas, bajas. Personas con acné, sin él. ¿Seguimos? La mayor parte de la sociedad castiga estas marcas, las critica sin darse cuenta que son las que nos hacen especiales y seres guays, son los que nos diferencia del resto.
La vida misma te da esta diversidad, apreciémosla, disfrutémosla.

Algunas de las fotos que más comentarios, likes e interacciones tienen son las que muestras tu cuerpo sin complejos e incluso cuando enseñas ‘antes y ahora’ tras comenzar una vida más sana

Así es y eso, sinceramente, me hace muy feliz porque este antes y después me ha cambiado la vida y eso tan bonito que causa todo esto, también se transmite.

¿Cómo estás trabajando esa vida sana? 

Comencé en junio de 2018 y hasta el día de hoy. He tenido suerte de encontrarme con profesionales que son una auténtica locura, que me han hecho y me hacen disfrutar del camino, eso hace mucho. Empecé detestando el deporte, creyendo que no era capaz y aquí estoy, amando el deporte, viendo que soy capaz y disfrutando de todas las cosas bonitas que el cambiar de hábitos y de vida me ha proporcionado. Y sí, no hay más, buena alimentación y deporte. No hay trucos, pero sí muchas ganas y mucho esfuerzo detrás.

Bunat Verdon

¿En qué momento llegó la moda a tu vida y qué es lo que te gusta de este sector?

Siempre me ha gustado la moda, siempre he sido muy presumida y me ha gustado mucho todo lo relacionado con este mundo. Cuando empecé a estudiar Diseño de moda, mi creatividad voló a tales niveles que necesitaba volar yo también y enseñar todo lo que había en mi mente y en mí misma. La moda es arte y puedes reflejarlo de tantas formas que ahí está la magia.

¿Cuándo creaste tu firma de moda Bunat Verdon y qué planes tienes para ella? 

Cuando tenía 18 años. No soy mucho de planear, quien me conoce lo sabe, me dejo llevar por el momento y lo que me apetece. Pero sí tengo claro que ya sea como profesión absoluta o hobby, Bunat Verdon siempre estará presente en mi vida.

Las mujeres de todo tipo de tallas y figuras comienzan poco a poco a tener presencia en el mundo de la moda. ¿Tienes alguna que sea referente para ti? ¿Te gustaría trabajar como modelo curvy?

Me flipa Lorena Durán, su elegancia, su sencillez, su belleza como es obvio… Pero sin duda, tengo debilidad por Leslie Sidora, esa mujer es una auténtica locura. Y respecto a lo de trabajar como modelo curvy es algo que me alucinaría, me haría muy feliz porque donde haya una cámara, ¡que se quite lo demás!

En este tiempo que llevas mostrándote tal cual eres públicamente y motivando a los que te siguen a conseguir sus objetivos. ¿Qué cosas buenas y qué malas te has encontrado? ¿Qué has aprendido?

Una segunda familia, no tengo dudas.. siempre tengo a gente ahí muy bonita con palabras bonitas para mí, ¡qué lujazo! ¿no? Si tuviera que destacar algo malo no podría ni lo haría, considero que tengo suerte al no haberme encontrado mucha mala vibra por redes. Cuando la encuentro, siempre hay algún caso suelto, hago como si nada porque no me aporta nada. He aprendido a quererme más de lo que lo hacía. A valorarme. Cuidarme.

¿Te ha costado llegar a ese lema que tienes de «No te tomes la vida tan en serio»?

¡Por supuesto! Como siempre digo, intento mostrar lo bonito, la buena energía, las ganas y el sí, se puede. Pero en la vida también hay bajadas, caídas que duelen, en algunas ocasiones, mucho, pero ¿por qué quedarnos con la caída en vez de hacerlo con lo que nos ha enseñado esta? Cuando falleció mi padre fue el punto de inflexión para entender que la vida son momentos y hay que exprimirlos a tope. Caernos, levantarnos, aprender, disfrutar, crecer, VIVIR y ahí la clave.

Rocío Ponce

Rocío Ponce

Redacción Bulevar Sur
Rocío Ponce

Más en Estilo de vida