Forma Vey, el nuevo proyecto de pintar sobre platos de Cuarto de Maravillas

  • Estilo de vida
  • HACE 29 días
forma-vey-pintar-platos-p

Nuestra bloguera de Estilo de Vida nos habla de cómo entiende el proceso creativo y nos muestra cómo son las vajillas que pinta

Desde que nació Bulevar Sur Cuarto de Maravillas ha ido de su mano. La autora de este blog de cultura, viajes e inquietudes varias es Lucila Rodríguez de Austria. Junto a esta sevillana hemos asistido a espectáculos de flamenco, exposiciones de arte, hemos viajado dentro y fuera de España, hemos navegado por las costas de la Península, nos ha llevado a restaurantes romanos deliciosos y hemos caído rendidos ante diferentes novelas, películas y hasta mesas de comedor, aunque suene increíble. Con ella siempre puedes esperar una emoción a la vuelta de la esquina. ¿Lo mejor? Su mente abierta a cualquier pequeña alegría de la vida, como el sabor de un dulce de convento o el color de unas flores campestres durante la berrea. Y de ahí a cualquier museo, tablao, cocina… ¿Hay algo que se le resista?

Ante alguien así de creativo e interesante, ¿cómo extrañarnos de que su hija, de pequeña, dijera que su madre era pintora- costurera-cocinera? Todo a la vez y sin despeinarse (conociéndola, probablemente sí y hasta le diera igual). Es ágil con las palabras como con los pinceles y de ahí su nuevo reto personal y profesional, pintar vajillas. Por primera vez la entrevistamos para conocer mejor a la persona tras el blog.

¿Por qué cambiaste el Derecho por el Arte? 

Era muy buena estudiante y parecía que hacer Bellas Artes era una pérdida de tiempo. Según la mentalidad de nuestros padres era como una condena a dar clases, como mucho… Ganarse la vida como artista era muy utópico. Tenía que estudiar algo con salidas profesionales y por eso estudié en ICADE en Madrid. Aunque la carrera la disfruté y me gustó, siempre me había gustado el arte. Derecho, sobre todo, te da una visión estupenda de la vida, de cómo funcionan las cosas. Unos años después y siendo práctica, pensé en hacer algo con lo que pudiera trabajar porque ya tenía a mis hijos y por eso estudié Restauración. Estaba relacionado con el arte, la historia del arte… y me encantó. En casi todos los ámbitos de mi vida soy muy impaciente, sin embargo, restaurar te requiere una paciencia infinita, hacer las cosas despacio, con meticulosidad, disfrutar con las pinceladas, abstraerte… El pintar me genera y me da mucha paz.

¿Dónde trabajaste como restauradora?

Tuve una empresa con otras dos socias en la que trabajamos para particulares, museos, etc. Mis trabajos más bonitos fueron para Patrimonio Nacional durante una serie de años. No solo por el sitio, en el Palacio Real de Madrid es donde más tiempo estuve, también en el Palacio de Aranjuez y otros Reales Sitios. Toda la obra de Patrimonio Nacional es de una calidad maravillosa, son las obras que han ido conservando los Reyes de España a lo largo de la Historia y poder trabajar en esos sitios con obras increíbles hizo que fuera una de las mejores épocas de mi vida.

¿Hacia que otras disciplinas has ido desarrollando tus vías artísticas?

Son distintas facetas de una misma cosa. Escribir es una forma de crear y estar buscando cosas bonitas, rodearme de cosas bellas que es lo que me gusta. Con la pintura pasa igual, te obliga a abrir los ojos y ver los colores, cómo son, los movimientos, todo… Ves una corrida de toros y ves una danza, mirar y hacerlo de otra manera. Además te da una satisfacción al elevarte un poco de la vida del día a día, la rutina, los problemas que tenemos todos.

GALERÍA
Vajillas pintadas por Forma Vey

Obligarnos a disfrutar de otras cosas de la vida, como con la cita semanal con tu blog Cuarto de Maravillas 

Exactamente, una forma de obligarte a despertar la parte de tu cerebro que busca las cosas bonitas, sensibles y que te mantiene alerta. Puedes estar rodeado de problemas, pero la obligación de buscar algo bello para mi Cuarto de Maravillas –los intangibles que colecciono-, es una disciplina que está muy bien.

¿En qué momento te encuentras profesionalmente?

Estoy en una faceta muy creativa. Hago collages en casa, pinto con acuarela y ahora también pinto en platos. Se ha puesto de moda poner las mesas bonitas y es algo que me encanta porque le otorgas a una actividad cotidiana –como es comer-  mucha mas importancia de la que tiene. No es solo alimentarte, si no relacionarte en un entorno bonito. El placer de cuidar las cosas. Hay quien le gusta salir hecha un pincel y a mí me encanta tener cuadros en las casas, decorarlas… La belleza eleva el espíritu y el arte de poner la mesa también.


Ver esta publicación en Instagram

Dejamos la mesa preparada para el desayuno? #pintadoamano #handpaint #bespoke #porcelana #tablesetting #porcelain #lifestyle #slowlife #color #vajilla

Una publicación compartida de Forma Vey (@formavey) el

¿Así es como has llegado a pintar platos?

Por ahora es un hobby porque la verdad es que soy desastrosa para venderme y en el fondo solo busco cosas que me den satisfacción. Lo de pintar platos se me ocurrió cuando entrevisté y visité a Andrea Zarraluqui para mi blog. Fui a su estudio en Madid y vi las cosas que hacia. Era tan apacible su imagen pintando en una esquina de su casa que pensé que yo también lo quería. Es un poco como lo que hago con acuarelas, no necesitas tanto espacio como para el óleo, genera menos suciedad… Es muy cómodo pintar sobre plato, estás en un rincón ideal, limpio y meticuloso. Desde que la entrevisté quise probar la técnica y me enteré de que en Sevilla había un sitio donde daban clases. Mari Francis y Lourdes son encantadoras y me enseñaron, pero además con mi formación de restauradora me ha resultado fácil. No deja de ser una forma de aglutinar pigmentos con un medio determinado que puede ser diferente y todo eso ya lo tengo interiorizado. Sé dibujar y pintar, esto es trasladar la pintura a un soporte diferente, de tablas o lienzos a platos, tazas…

Y después de pintarlos…

Necesitas un horno porque los pigmentos utilizados requieren una cocción del plato para que pueda ser usado sin riesgo de intoxicación. Para que también pueda lavarse, meterse en el lavavajillas, etc. Lo importante es que el pigmento haga cuerpo con el plato y puedas usarlo para comer.

¿Cómo han sido las primeras vajillas que has pintado? 

Lo que me gusta pintar y me motiva son las plantas, los animales, la naturaleza en general. No tengo prejuicios, pero no me gusta repetir las cosas. He hecho unos platos relacionados con el surf para un primo que se casaba y le encanta. La verdad es que si algo no me entusiasma, me cuesta mucho, requiere un gran esfuerzo. Soy malísima para encargos muy concretos. Cuando me dan libertad, disfruto más. Todos los procesos creativos tienen un momento de estrés, con el escribir ocurre igual, y es cuando te sientas y tienes que empezar. Luego sale de corrido, pero ese momento te hace sufrir aunque luego disfruto mucho. Esta mezcla que es intrínseca en cualquier acto de creación.

 


Ver esta publicación en Instagram

Modo campo #porcelana #porcelain #handpainted #tableware #art #design #decor #slowlife #lifestyle #slowlife

Una publicación compartida de Forma Vey (@formavey) el

¿Es lo que engancha?

Sí, desde luego. La satisfacción de pensar que quizá no puedes hacer algo y al final ver que sí que lo haces. Y al día siguiente empezar de nuevo. En el fondo es esa superación y descubrimiento. En la vida son imprescindibles el superarse y el descubrir, que es algo maravilloso. Aprender cosas nuevas es otra de las cosas por las que pinto sobre porcelana, descubro un mundo nuevo que me obliga a mirar cómo se pueden transferir los motivos a las vajillas. Ver una flor y pensar en ella en su entorno natural o hacerlo pensando en encajarla en una taza, un plato o una fuente. Miras las cosas de otra manera abre nuevos mundos que te hacen estudiar de nuevo… Una continua búsqueda.

¿Cómo han respondido tus conocidos y desconocidos a esta nueva faceta como Forma Vey?

Pensé siempre que tenía que crearlo como algo diferente al blog aunque su autora sea la misma. Es dividir dos ocupaciones distintas. Mis hermanas me han animado, me encargan regalos… y me dijeron desde el primer momento que le diera un nombre. Forma Vey es el nombre de la finca de mi suegra en Menorca. Esta isla balear fue denominación inglesa durante muchos años y tiene esa cultura heredada en decoración, muebles, vajillas. Me pareció un nombre bonito y me recordaba a ese aire inglés.

¿Cómo han sido tus primeros encargos?

Hoy en día la mayor parte de los artistas tienen una relación con el exterior a través de Instagram. Tengo pocos seguidores aún, estoy empezando, pero ya me han pedido precios. Ves que llega a más gente de la que crees. Y aunque aún no tenga muchos encargos de fuera, mis primeras críticas son buenísimas, la gente que ve las cosas que hago les han gustado y los comentarios agradables animan, sobre todo si son de gente que no conozco.

Rocío Ponce

Rocío Ponce

Redacción Bulevar Sur
Rocío Ponce

@rponcedominguez

Periodista freelance. Cultura, Moda y Belleza. Al frente de @Relier_Sevilla Coordinadora de @BulevarSur para @abcdesevilla y Colaboradora de @anocheceenneofm
De todas las mujered que habitan en mí, juro que hay algunas que yo ni conozco. Gracias @vanesamartin_ - 5 días ago

Más en Estilo de vida