¿Te apuntas a practicar el power walking?

  • Estilo de vida
  • HACE 10 días
power-walking-andar-1-p

En una sesión de 45 minutos puedes llegar a perder 400 calorías, además es la forma perfecta de volver a la rutina deportiva tras dar a luz

El «salir a andar» de toda la vida ahora se llama power walking. Yo siempre he sido muy andarina, de ir a trabajar o al centro de la ciudad caminando en lugar de en coche u otro tipo de transporte, ¿por qué? Pues yo creo que porque me encanta esa sensación de libertad, además me siento genial después. Ya se sabe, cuando hacemos deporte las hormonas trabajan para muy bien; andar nos libera del estrés y nos ayuda a conectarnos con nosotros mismos.

Por el contrario me cuesta bastante el running; no es mi actividad física favorita pero sobre todo no lo practico debido al estado de mi suelo pélvico, que, como ya os he comentado otras veces, me impide practicar, por el momento, deportes de mucho impacto.

Power walking

¿Qué es el power walking?

El power walking es un deporte que se adapta a todos los niveles y estados físicos. Para mí es, sin ninguna duda, mi disciplina favorita para el ejercicio de cardio.

En una sesión de 45-60 minutos podemos perder hasta 400 calorías

Se trata de uno de los entrenamientos aeróbicos más efectivos a todos los niveles. Andar resulta tan beneficioso como correr, y provoca en nuestro organismo muchas sensaciones buenas, además de ser un aliado para tener un estado físico mejor. Y todo influye en todo.

Power walking

El power walking nos ayuda a reducir calorías y haciéndolo de forma adecuada es un gran aliado para tonificar el tren inferior, incluidos los glúteos, además del abdomen y hasta los brazos. Se trata de mantener una postura adecuada –hombros atrás, pecho y cabeza erguida y pisar primero con el talón- y andar de forma rápida, con la ayuda de un pulsómetro lo ideal es mantener un ritmo de unas 130 pulsaciones. De esta forma, en una sesión de 45-60 minutos podemos perder hasta 400 calorías.

Power walking para mamás

Power walking

El power walking además se ha convertido en mi caso, como podéis ver en las fotografías que acompañan a este post, en el mejor ejercicio postparto. Mi hijo pequeño tiene mes y medio de vida y desde que mi cuerpo me lo permite salgo a pasear con él a diario. Practicar juntos largas caminatas es para el bebé tremendamente beneficioso, al igual que para la mamá. Al principio mis paseos eran cortos y tranquilos, ahora son más intensos y largos.

¿Se puede con cualquier carrito?

Para practicar power walking en el postparto es fundamental hacerse con un carrito adecuado para ello. En mi caso he confiado en la marca noruega Stokke, su filosofía me encanta porque busca estimular el desarrollo de los pequeños y reforzar los lazos con sus padres. Elegí el modelo Stokke Scoot, muy urbano. Este carrito, además de muy alto lo que me mantiene muy cerca de mi hijo, tiene mucha amortiguación por lo que el paseo es muy tranquilo para él aunque la caminata sea enérgica, las ruedas son de gomaespuma y totalmente giratorias –lo que me hace súper fácil maniobrar en espacios muy pequeños- y el manillar ajustable, por lo que es muy fácil mantener la postura correcta. Es un carrito muy cómodo y manejable para el día a día, la verdad.

Power walking

Como Axel ya prefiere estar más incorporado, en lugar del capazo por ahora paseamos con la silla iZi Go Modular Besafe que aunque es para el coche se acopla al cochecito sin necesidad de ningún adaptador. Es ligera y además tiene incorporada una capota para el sol. A mí me resulta muy cómoda, pero esto ya es más una cuestión de gustos.

Es tendencia hacer deporte junto a nuestros pequeños, de hecho ya es más que habitual ver en las redes a celebrities con sus hijos practicando running por ejemplo. Para mí aún es pronto, pero poco a poco y cuando me sienta preparada iré incluyendo en mi caminata intervalos de trote ligero. Hacer running con el bebé es muy divertido, aunque hay que tener en cuenta que hasta al menos el medio año de vida está desaconsejado ya que los músculos del cuello del bebé están hasta ese momento bastante débiles. En cuanto a la ruta para lanzarse al running con cochecito de bebé es siempre mejor una conocida, llana y libre de vehículos.

Pocas cosas hay mejor que poner en orden tus ideas paseando por un paisaje bonito escuchando música cuando cae la tarde o al amanecer, ¿verdad? Con el power walking podemos volver a la carga del ejercicio relativamente pronto tras el parto, y muy bien acompañadas por cierto, así que no hay excusas que valgan.

Carrito: Stokke

Zapatillas mamá y bebé: Munich Sport

Leggins: Puma

Camiseta: Oysho

Reloj: Apple Watch Serie 3

Fotos: Bretodó

Gema Amil

Gema Amil

¡Hola! Me llamo Gema y soy mujer y mamá. Sí, porque ambas cosas son igual de importantes. Y es que la maternidad puede ser nuestro mejor momento. ¿El truco? Tan sólo hay que saber apreciar la belleza de lo imperfecto. Una #mamafit es la que aprende a quererse por fuera y, sobre todo, por dentro. Acompáñame en mi nueva vida saludable y coqueta
Gema Amil
Gema Amil

Más en Estilo de vida