Diseñadores de moda andaluces

Carmen Berdonces, el arte que envuelve al bolso de piel de Ubrique

  • Moda
  • HACE 2 años, 9 meses
Retrato de Carmen Berdonces, diseñadora de bolsos

La joven diseñadora gaditana afincada en Sevilla apuesta con determinación por su sueño: diseñar complementos de calidad

Si te acercas a la tienda de Carmen Berdonces (Amor de Dios, 36, Sevilla) probablemente sea ella misma la que te atienda. No es una tienda al uso aunque pueda parecerlo. De entrada, llaman la atención los detalles, se nota la mano creativa de esta joven diseñadora de accesorios gaditana, un cuadro de una Menina con modificaciones temporales como insectos que se le posan en el brazo, el cabello cuajado de flores y hasta colgar de su mano una bolsa de la tienda. Pero será imposible tener la mirada por mucho tiempo fija en eso, los bolsos de piel de Ubrique (la principal atracción del espacio) llamarán tu atención, pero también las obras de arte urbano, los collares, algunas prendas de ropa… Te moverás como si lo hicieras por una moderna galería de arte, de hecho, el minimalismo y la limpieza visual del espacio lo fomentan.

GALERÍA
Bolsos limosneros de la nueva temporada otoño-invierno 2015-2016

¿Por qué dedicarse a la moda? 

En parte, porque siempre me ha gustado desde pequeña, hasta empecé otra carrera, pero no… Al final decidí meterme en diseño de moda y siempre tuve claro que quería enfocarlo a los bolsos y complementos de piel. Mi madre es de Ubrique y mi familia se dedica a la venta de pieles desde hace muchos años. Siempre he estado rodeada de ese mundo.

¿Cómo ha sido tu camino hasta llegar a tener esta tienda propia?

Estudié en Sevilla y pedí prácticas con la marca El Caballo cuando estaba el diseñador Nicolás Vaudelet. Me hacía mucha ilusión trabajar con él y además es una que marca está muy enfocada a los complementos de piel. Estuve cinco meses con ellos y después me contrató una empresa de Ubrique que trabajaba para Victorio & Lucchino en todo lo relacionado con la piel. Aprendí mucho y me encargaron una marca que estaban lanzando. Estuve dos años y entonces pensé que era momento de empezar por mi cuenta. En 2011 empecé muy poco a poco, me seguí formando e hice un par de diseños de bolsos para ver qué tal iban y cómo reaccionaba la gente.

La idea de seguir con los bolsos no cambió

No, en Sevilla la mayoría de los jóvenes diseñadores se dedican a las bodas, invitadas o flamenca y yo quería seguir con lo que me gusta que son los bolsos de piel. Veía que podía tener un hueco en Sevilla por ser algo de lo que no había tanto. Evidentemente, sé que hay muchas marcas y es un mercado muy competitivo, pero hay que arriesgar.

La mayoría de mi clientela de la tienda es extranjera, valoran la calidad y diseño de algo diferente

¿Cómo fueron esos primeros pasos en solitario?

Empecé con la página web, luego abrí la tienda online, he trabajado también con tiendas multimarca online y físicas, he participado en showrooms en Sevilla y en Madrid… Esta tienda se abrió hace casi dos años, pienso que es importante tener un punto de venta físico aunque todo se mueva ahora online. Viene mucho turismo por aquí, ellos son la mayoría de la clientela que tengo en la tienda. Valoran la calidad y el diseño de algo diferente. Franceses, chinos… Les llama la atención que no sea un marca conocida, pero les gusta el diseño y ven que está hecho en España, yo intento que eso la gente lo vea.

¿Cómo es tu proceso de creación?

Trabajo desde la tienda, siempre estoy aquí, hago bocetos antes y después con mi ordenador lo preparo todo y lo mando a la fábrica a Ubrique. Hay días que tengo que ir a ver materiales, pieles, fornituras… Al ser una pequeña marca no puedo decir qué colores quiero, por ejemplo, entonces me adapto a las cartas de color de cada temporada que elijo según las tendencias, lo que me gusta o lo que creo que puede funcionar. Trabajo con pequeños talleres que me dejan hacer los pedidos de la cantidad que yo necesito, además si alguna clienta quiere personalizar con sus iniciales, cambiar el tipo de piel, yo me adapto y se lo encargo.

¿Qué tipo de pieles utilizas?

Yo hago bolsos que suelen ser de piel vacuna, pero he metido alguna vez el tejido bordado valenciano, grabados de cocodrilo, caimán y avestruz, también utilizo serpiente pitón auténtica. Estoy empezando con el pelo de conejo, tanto la piel como la colita en forma de pompón, para bolsos y colgantes decorativos. Me gusta ir probando pieles nuevas, ahora también utilizo los metalizados que están gustando mucho.

¿Cuál es el bolso que ha marcado tu carrera hasta hoy?

Me gusta mucho el bolso Paraíso de la colección anterior de verano que se presentó en Cádiz en mi primer desfile, en South 36.32n. Hay dos versiones de este diseño, en blanco con líneas de colores y en blanco y negro. Creo que representa mucho mi estilo.

Bolso Paraíso de Carmen Berdonces

¿Y cómo es tu estilo?

Me gusta mucho el color y la mezcla del blanco y negro. Todo muy «minimal», sencillo, pero con un punto diferente a la vez.

¿Por qué te lanzaste a hacer ese primer desfile?

Me ha gustado mucho la experiencia porque es algo que a la gente le llama la atención, se interesa por tu marca. Además, ha sido el primero en España en ser retransmitido en streaming por Meerkat y Periscope y estoy muy orgullosa, después del mío ha sido el de El Corte Inglés.

Además también hiciste una exposición durante el festival South 36.32n

Me gusta mucho mezclar el arte con la moda. Decidí hacer una exposición que representase la colección «La Movida» de la primavera-verano 2015, inspirada en la movida madrileña pero con mi punto de vista más actual en colores y formas.

GALERÍA
Desfile de Carmen Berdonces en la pasarela South de Cádiz en verano 2015. Biel Sol

¿Cómo mezclas el arte con tus bolsos?

He hecho varias colaboraciones con pintores, me gusta estampar las obras en los bolsos. La primera fue con mi tío Paco Berdonces y una pintura suya de hombres de espalda. Otra la he hecho con Enrique Ortega, son dos bolsos con pinturas auténticas de los años ochenta, me parecía muy original que fueran precisamente pinturas de esa época y los presenté también en el desfile de «La Movida».

En esta tienda además hay artículos de otros diseñadores

Sí, tengo cosas de otros jóvenes diseñadores como yo, en este mundo vas conociendo gente… Aunque la mayoría de lo que hay es de mi marca, me gusta dar espacio a otras. Por ejemplo, tengo ropa de baño de Nadadora, bisutería hecha con materiales reciclados de eMe de Petra y ahora tengo una serie de obras de arte a la venta de Rubén Fernández. Es bueno que los clientes puedan ver cosas de otros diseñadores que no encuentran en otros sitios.

¿Cómo valoras los resultados de la venta online?

Soy diseñadora, pero no empresaria y hay muchas cosas que aún me quedan por aprender. Por ahora vendo en España y estoy mirando lo de vender fuera tanto online como con puntos de venta físicos. Muchas empresas me están proponiendo representarme en países como Marruecos, Inglaterra, EE.UU… Es un paso muy grande y pienso que hay que ir poco a poco, no a lo loco, tendría que estar más allí que aquí y ahora mismo no puedo con todo.

La gente en España no valora el trabajo que hay detrás de los bolsos

¿Cuáles son las mayores dificultades de un joven diseñador?

Lo difícil en España es que hay gente que no valora el trabajo que hay detrás de los bolsos. Piensan que otras marcas muy comerciales y con muchas tiendas van a ser mejor que la tuya por tener nombre. Puedo entenderlo, pero tienen que dar oportunidades a marcas pequeñas que crecemos poco a poco y damos calidad hecha en España. Y eso tiene un precio, pero que en mi caso no es excesivo, mis bolsos van desde los 70 hasta unos 200 euros.

¿Cuáles son las propuestas para este otoño-invierno?

La he titulado «Sweet Geisha» y ya se pueden adquirir muchos de esos bolsos en tienda y en la web. He querido meter colores pastel, también negro porque en una colección de bolsos no es lo mismo que una de ropa, es importante que estén los colores básicos que van con todo. He metido también rojo intenso, naranja y el color «mint» que gusta mucho y es un color diferente y que va bien en invierno y en verano. Sigo con las mismas líneas, repito patrones de bolsos que han gustado como las mochilas, mezclando colores y cambiándolos…

¿Se puede ser diseñadora pensando en lo que funciona para el negocio?

Te tienes que adaptar también a lo que quiere la gente, no dejarte llevar del todo, pero sí una mezcla.

¿Te planteas diseñar otras cosas?

A veces pienso en prendas de piel, he hecho cosillas de zapatos, pero prefiero centrarme en los complementos dentro de lo que hay mucha variedad para seguir diseñando. Lo que me gustaría es que la marca siga avanzando y conseguir alguna colaboración con una marca que me guste.

¿Cómo es el bolso perfecto?

De un tamaño medio, que no pese demasiado que si no acabas con dolor de hombros… Me he dado cuenta de que mi bolso-mochila es muy práctico, porque puedes ir con las manos libres igual a un festival o de compras, cargas todo el peso sobre los dos hombros… Y si prefieres, lo puedes llevar en la mano de bolso. Ahora mismo es el que más me gusta.

Carmen Berdonces posa con su bolso-mochila
La diseñadora Carmen Berdonces muestra la versatilidad de su bolso-mochila de otoño-invierno

 

Bulevar Sur

Bulevar Sur

Bulevar Sur
Beltrán Pérez busca que Espadas se pronuncie sobre el «ataque» del Gobierno a la #educación concertada https://t.co/A1R9eQlH6K #Sevillahoy - 16 mins ago
Bulevar Sur

Más en Moda