Una abuela, un conserje, una bombera… Así son los concursantes de «Aguja Flamenca»

  • Moda
  • HACE 6 meses, 13 días

Tras superar un casting de un millar de aspirantes, estos son los perfiles que componen la cantera de talentos no profesionales del concurso de talentos

Uno de los secretos mejor guardados del nuevo concurso de talentos de Canal Sur, «Aguja Flamenca», era el de la identidad de sus concursantes. Tras superar un casting de un millar de aspirantes, el pasado viernes por fin pudimos conocer a los primeros diez participantes (hay quince más de reserva que irán incorporándose en cada nuevo programa). Sus perfiles son tan variopintos como sorprendentes en algunos casos.

Estos son los candidatos a convertirse en la próxima promesa de la moda flamenca en Andalucía, que aspiran a lograr el premio del programa: un desfile profesional en SIMOF y una beca de formación en diseño y confección.

Lunares desde África

musa aguja flamenca

Musa Togdan, de 35 años, sin duda es una de las grandes sorpresas de este «casting». Y es que pocos podrían imaginar que un joven africano procedente de Costa de Marfil se colaría entre los diez primeros seleccionados para competir por el premio de «Aguja Flamenca». Pero lo cierto es que Musa es un auténtico enamorado del traje regional andaluz.

De bombera a modista

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Aguja Flamenca (@agujaflamenca) el


La sevillana Rosa García de Cantillana (Sevilla), aspirante a bombero, tuvo que dejar la manguera por la aguja y el hilo. Fue a raíz de un accidente que sufrió su hermano, cuando se vio obligada a abandonar su preparación en la academia en la que se preparaba para ayudar a su madre. No obstante afirma que con nueve años ya cogía la máquina de coser para hacer arreglos en casa y que es una auténtica apasionada de la confección. Ahora con 32 años, espera hacerse con el deseado premio del programa de talentos.

El benjamín de la familia

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Aguja Flamenca (@agujaflamenca) el

Christian, de 18 años y natural de Villanueva del Trabuco (Málaga), sin duda es uno de los participantes que más juego puede dar durante el concurso debido a su carácter espontáneo y dicharachero. La suya también es una historia dura, como la de Musa,  aunque por razones diferentes Y es que este joven malagueño fue abandonado por sus padres al nacer y fueron sus abuelos paternos los que le adoptaron y se hicieron cargo de su crianza. De ahí que viviera con gran emoción la visita de su abuela, su «todo», durante el primer programa.

La perfeccionista

yolanda aguja flamenca

Yolanda Lefflet, 30 años, de Castilleja de la Cuesta (Sevilla) se postula tras el primer programa como una de las concursantes más competitivas de «Aguja Flamenca». De hecho, ella misma se define como perfeccionista en su trabajo, lo que no sabemos si se convertirá en un hándicap o una ventaja respecto a sus compañeros, ya que debemos recordar que una de las grandes dificultades del concurso es la limitación del tiempo.

El conserje que quería ser modisto

joaquin aguja flamenca

Natural de de Moguer (Huelva), Joaquín Domínguez, de 53 años, trabaja como conserje de un colegio. Es otro de los concursantes más afables y dicharacheros del casting. Así lo demostró al ver vídeo de apoyo que algunos de los alumnos y profesores del colegio en el que trabaja le enviaron durante el primer programa, algo con lo que no pudo contener las lágrimas de emoción.

Agradecido, le contaba al jurado que entrar en este programa ha supuesto para él una oportunidad para realizar un sueño que no fue posible en su juventud, cuando las mentes no eran tan abiertas, según explica. De hecho, él empezó a estudiar electrónica, pero se dio cuenta de que no era lo que realmente le gustaba. Ahora espera que este concurso le permita cumplir ese sueño para hacer lo que realmente le atrae, que es la costura.

«Cuqui», la abuela del programa

Isabel González, de 79 años, conocida como «Cuqui» por los compañeros y el jurado, fue la última concursante en pasar el casting del programa. Procedente de Chiclana de la Frontera (Cádiz), la costura fue su tabla de salvación cuando enviudó a los 36 y se encontró sola en una casa sola con sus cuatro hijas y su madre a su cargo.

Esta veterana costurera, derrocha una enorme fortaleza, la misma que le ha permitido salir adelante toda su vida y afrontar adversidades como la de la enfermedad de una de sus hijas, epiléptica y que depende de ella. De hecho, lejos de verse superada por las dificultades, la gaditana las afronta con una actitud proactiva. Así, actualmente Cuqui preside una asociación en San Fernando, para ayudar a familiares y enfermos de epilepsia, de la que ella misma es fundadora.

El amuleto de Juanma

Procedente de Aracena (Huelva), la afición de Juanma Delgado por la costura le viene de su abuela Carmen, una figura muy importante para su vida y su familia, que recientemente ha fallecido. De hecho, Juanma lleva siempre consigo una pulsera con forma de tijera de costura que le regaló su abuela y se ha convertido en su gran amuleto. «Ella era el motor de mi familia», afirma el concursante. Manuel, su pareja, que le envió un mensaje de apoyo durante el programa, se dedica también a la costura.

Las capitanas del primer programa

Mónica Morillas, de 43 años y natural de Albolote (Granada) fue una de las concursantes cuyo trabajo fue destacado por el jurado durante el primer programa. De hecho, fue su grupo el que se salvó de participar en la fase de eliminación en la que se descartaría al primer participante del programa. Se convirtió en una de las capitanas de la prueba por equipos del primer programa, demostrando dotes de liderazgo y un gran talento para la costura.

victoria aguja flamenca

La otra capitana designada por el jurado de Aguja Flamenca» en el primer programa del concurso de talentos fue Victoria Monteoliva, de 39 años y procedente de El Ejido (Almería). Su labor fue, además, una de las más valoradas por sus compañeros, la mayoría de los cuales la eligieron para formar parte de su equipo en la fase de grupos.

Ana, la expulsada

ana aguja flamenca

Ana Cobo, de 23 años y de Arjonilla (Jaén), se despidió entre lágrimas de sus compañeros tras la fase eliminatoria.
El jurado la eligió como primera expulsada de esta edición puesto que no consiguió finalizar su creación y cometió fallos importantes en su ejecución. En su caso, la afición le viene de familia, ya que desde niña se ha desvivido por coser, según cuenta su madre. De hecho, afirma que le gustaría convertirse en una gran diseñadora.

modistas aguja flamenca
Las modistas de apoyo

Además de los concursantes Carmen y Nancy, ejercen como modistas de apoyo con las que cuentan los participantes a la hora de afrontar sus retos.

Teresa Ródenas

Teresa Ródenas

Redacción Bulevar Sur
Teresa Ródenas

Más en Moda