Paso a paso para vestir de mantilla en Semana Santa

  • Moda
  • HACE 1 mes, 11 días

Guía para iniciarse o repasar los consejos claves a la hora de vestir de mantilla correctamente y según la tradición

La Semana Santa 2021 está siendo complicada, como la de 2020. Seguimos sin tener a los pasos en las calles de Sevilla y el resto de Andalucía, aunque lo cierto es que al menos este año la pandemia nos ha dado cierta tregua. A estas alturas, con la vacunación en marcha y cierto control del Covid-19 con las medidas impuestas, podemos visitar los templos que se han afanado en colocar bonitos altares para el culto a los titulares de las diferentes hermandades y organizar actividades de todo tipo. Esto permite algo que en 2020 era impensable y que ahora puede hacerse perfectamente: vestirse de mantilla para visitar templos y sagrarios el Jueves o Viernes Santo como manda la tradición.

Tanto el Ayuntamiento de Sevilla como las empresas del sector de la moda y la artesanía llevan semanas animando a las andaluzas a iniciarse o seguir con el ritual de la mantilla. Lo cierto es que es una tradición que ha pasado de madres a hijas desde hace décadas. Si bien es una prenda que se usa como lo hacemos ahora desde el s.XVII, fue en el s. XX cuando comenzó a popularizarse la mantilla negra tal como la conocemos para acudir a las iglesias en Semana Santa, especialmente el Jueves Santo.

Vestir de mantilla es una tradición relacionada directamente con la fe cristiana que ha ido evolucionando y cambiando levemente con el paso de los años. Por ejemplo en la forma de colocar la mantilla sobre la frente o dejarla despejada como se hace ahora. Pese a ello, tiene cierto protocolo y normas no escritas que dictan su forma más correcta o protocolaria. Bulevar Sur ha querido crear de la mano de Juan Foronda, al frente la emblemática firma de referencia Bordados Foronda, una guía para saber cómo ponernos la mantilla.

Guía para vestir de mantilla

Cómo poner la mantilla en Semana Santa

«La mantilla es una prenda de siglos de tradición que imprime carácter a la mujer sevillana. Sin distinción y sin discriminación de edad, condición social o rango. Una prenda de espíritu propio en nuestras fiestas de primavera. En Semana Santa los Jueves y Viernes Santo y de alegre vistosidad en color crema en la Real Maestranza de Caballería durante la Feria. Una prenda que identifica a la mujer sevillana y española en el mundo y que ha sido lucida por las damas que visitan Sevilla como visitantes ilustres», nos explica.

De los numerosos tipos de encajes utilizados, según nos cuentan desde Foronda, los más genuinos para las mantillas de Semana Santa son los de Blonda y los de Chantilly.

Consejos sobre el look completo

Vestir de mantilla. Foto: Efe
Mujer vestida de mantilla con mascarilla. Foto: EFE
  • El encaje de Blonda se caracteriza ser un tipo de encaje con un cuerpo, pesado, realizado con hilos gruesos y cubriendo casi la totalidad del tul de su fondo, ornamentado con motivos grandes de tipo floral, especialmente por los bordes con amplias ondas, llamadas puntas de castañuela. Dados sus magníficos contrastes y el peso del mismo, resulta una gran elegancia, adaptándose tanto a la mantilla blanca como a la negra.
  • El encaje de Chantilly constituye el polo opuesto, es ligero, vaporoso y sutil con una gran variedad de matices en los bordados, se llama así porque el origen de su fabricación fue en esta pequeña ciudad francesa. Sus diseños son de carácter vegetal, y presentan abundancia de hojas, flores, escudetes y guirnaldas, medallones y pájaros. El Chantilly es un encaje más etéreo que la Blonda, y se considera más elegante para la mantilla negra.
  • Es imprescindible la peina sobre la que se coloca la mantilla, suelen estar realizadas de materiales que imitan al carey. Y también los peinecillos, horquillas y broche, que se encargan de la sujeción de la mantilla y de mantenerla derecha.
  • El vestido que se utiliza para vestir de mantilla debe ser negro y es recomendable que no sea excesivamente corto, por debajo de la rodilla y de manga francesa o larga. Debe llevarse con medias negras de cristal y tacones negros (un salón elegante, sin mucha plataforma, que no tenga una altura que no puedas soportar). Aquí es donde habitualmente se cometen errores por las jóvenes o menos conocedoras de la tradición.
  • Los complementos utilizados suelen ser de plata vieja. En su conjunto están formados por los pendientes, gargantilla y rosario. Y el bolso debe ser pequeño y discreto, negro tipo clutch.
  • La mascarilla, obligatoria por la pandemia este año, se recomienda que sea de color negro.

Cómo colocar la mantilla

Guía para colocar la mantilla en Semana Santa

«Nuestra firma, Juan Foronda, lleva fabricando y comercializando esta prenda, tan tradicional de nuestro país y de nuestra ciudad, y sus complementos desde 1923. Por nuestra experiencia durante casi un siglo, podemos realizar las siguientes recomendaciones para su colocación».

  1. En primer lugar, lo ideal es peinarse con un recogido tipo moño bajo.
  2. En lo alto del moño colocamos dos peinecillos encajando uno con otro.
  3. Colocamos la peina entre los peinecillos y el pelo introduciendo las púas de la peina dentro del pelo.
  4. Colocamos un tercer peinecillo delante de la peina que nos servirá de fijación de la peina, quedando la peina entre los peinecillos. De esta manera, la peina queda fija y no cimbrea ni se mueve, dándonos mucha comodidad.
  5. Encuadramos las puntas de la mantilla buscando el centro de la misma que colocamos a la altura de la frente en diagonal con la nariz. El largo de la mantilla siempre debe llegar a la corva sin sobrepasarla, lo ideal es que quede a la misma altura del vestido.
  6. Sujetamos la punta de la mantilla en el pelo con alfileres de cabecilla negra.
  7. A continuación, colocamos el broche en la parte trasera de la mantilla, para ellos se cogen tres pequeños pliegues de la mantilla de cada uno de los lados (seis en total). Los unimos en el centro a la altura de los peinecillos y colocamos el broche cogiendo un poco de pelo que queda en medio de los peinecillos.
  8. En la parte delantera, si se desea, se puede fruncir la mantilla con alfileres de cabecilla negra.
  9. También si queremos que no tenga mucho vuelo la mantilla, la podemos afianzar con alfileres en ambos hombros. Siempre girando la cabeza al lado contrario donde se vaya a afianzar para que tenga juego y movilidad, logrando además que la mantilla no se mueva con el viento y luzca más.

Vídeo realizado en Blasfor-Foronda (calle Sierpes, 33 en Sevilla) con modelo de DobleErre vestida por Antonio Gutiérrez con mantilla de Foronda para el evento Sí, Mantilla.

Fotos: Juan José Úbeda

Rocío Ponce

Rocío Ponce

Redacción Bulevar Sur
Rocío Ponce

Más en Moda