| Registro

Hermandad del Dulce Nombre

Sólo la mirada de la virgen vale por toda una tarde de Martes Santo, y eso bien lo saben los sevillanos, que abarrotaron la plaza de San Lorenzo para contemplarla