El caza Eurofighter sobrevolando Tablada - VANESSA GÓMEZ

Ejército del AireLa exhibición del Eurofighter en el acuartelamiento de Tablada resonó en toda Sevilla

Cientos de personas disfrutan en la base aérea de actividades y el sobrevuelo de aviones durante la jornada de puertas abiertas

SevillaActualizado:

El caza Eurofighter que este sábado sobrevoló por tres veces Sevilla, y que se escuchó en toda la ciudad mientras era investido el alcalde Juan Espadas, causó ayer auténtica sensación en el Acuartelamiento de Tablada. El Ejército del Aire celebró una jornada de puertas abiertas con el objetivo de difundir la cultura aeronáutica, a la que acudieron cientos de personas, que disfrutaron de las acrobacias de los paracaidistas y de los aviones civiles y militares que pasaron justo por encima de la base militar de Los Remedios.

En una mañana de temperaturas agradables, que propició que el recinto castrense se llenara de público, el Ejército montó una auténtica exhibición de su potencial. La principal atracción fue la que conmemoraba el primer vuelo deportivo realizado por aviadores militares, un hito del que se cumplieron el pasado 26 de mayo los cien años. Entonces, el capitán Manuel Delgado Brackenbury ofreció un trofeo al primer aviador que realizase el vuelo Cuatro Vientos-Tablada antes de dicha fecha. Así, al borde del plazo establecido por Brackenbury, consiguieron realizar el trayecto desde Madrid los capitanes Sousa, Fanjul, Subía y Sartorius llevando como observadores a Leopoldo Delgado, Azaola, Aymat y Claros. El citado vuelo desde Madrid se realizó en 2 horas 28 minutos con biplano Barrón.

Por ello, este sábado, la avenida central de Tablada se llenó de vehículos de todo tipo en los que se formaron colas para subirse a ellos, con la guía de los propios militares. Había también varios aviones históricos procedentes del Museo del Aire, como la cabina del caza F4-Phantom, que fue la gran estrella; o el avión entrenador F-5 Northrop, un T6 Texan y un Hispano Aviación «Saeta», así como diversos motores de aeronaves de la Maestranza Aérea de Sevilla.

El epicentro fue la plaza ubicada junto a la parroquia, donde los asistentes pudieron contemplar las acrobacias de la Patrulla Acrobática Paracaidista del Ejército del Aire, que hizo siete saltos con banderas de España y humo, que fue lo más aplaudido de la mañana.

Tras los paracaidistas, llegó el momento del sobrevuelo de aeronaves civiles del Real Aeroclub de Sevilla. Tres avionetas pasaron por Tablada, una de las cuales la pilotó José Luis de Augusto, el superviviente del accidente del A-400M, que ha logrado superar barreras y volver a volar con aviones adaptados para personas con movilidad reducida. Luego, sobrevolaron aerovanes militares de la Base Aérea de Morón de la Frontera, como un detector de submarinos y, sobre todo, el Eurofighter cuyo reactor se escuchó en toda Sevilla. El caza sobrevoló la zona suroeste de la ciudad, a una altura muy baja. Primero, hizo una pasada a gran velocidad; segundo, con el tren de aterrizaje desplegado y, por último, en posición de ataque y haciendo piruetas. Niños y mayores disfrutaron del Eurofighter, pese a que el ruido ensordecedor asustó a más de un civil.

La jornada de puertas abiertas del Acuartelamiento de Tablada tuvo, además, tres exposiciones en el Pabellón de Oficiales. Se pudo contemplar la permanente «La Aviación en Sevilla», y las dos muestras temporales sobre «Volar, historia de una aventura» -que recorre las vicisitudes más importantes acaecidas durante los más de cien años de existencia del Ejército del Aire-, y «50 aniversario del estreno de la película La Batalla de Inglaterra’» -con fotografías y material de la época del rodaje de esta superproducción que fue rodada en parte en Tablada-. También se instaló una acampada militar con expositores de armamento y otros instrumentos.