El Cine Lloréns, del arquitecto José Espiau y Muñoz, fue construido en 1913 y hoy acoge un salón recreativo
El Cine Lloréns, del arquitecto José Espiau y Muñoz, fue construido en 1913 y hoy acoge un salón recreativo - JOSÉ MANUEL ANGULO
PATRIMONIO CULTURAL

La Junta protege en Sevilla los cines Cervantes, Lloréns y Trajano

La antigua sala X de la calle Trajano, obra del arquitecto Aníbal González, ha sido declarada en estado de ruina

SevillaActualizado:

La Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía ha iniciado el procedimiento para la inscripción en el Catálogo General de Patrimonio Histórico como Bien de Interés Cultural (BIC) los cines Cervantes, Lloréns y Trajano, localizados en el centro de Sevilla. Con la incoación de este expediente, esas salas quedan automáticamente protegidas hasta que se complete la tramitación y cualquier obra de mantenimiento o reforma debe ser supervisada por la Junta de Andalucía.

La Asociación para la Defensa del Patrimonio de Andalucía solicitó en 2013 al entonces consejero de Cultura, Luciano Alonso, la protección de esos inmuebles declarándolos BIC. «La Junta ha tardado demasiados años en proteger esos edificios. Hemos corrido muchos riesgos el cine Lloréns está en alquiler y podía haberse vendido; mientras que el cine de la calle Trajano se declaró en ruina. La concejal Susana Serrano, de Podemos, recordó en el último Pleno municipal que la Junta aún no había incoado el procedimiento para proteger esos cines. Con la el inicio del expediente para su declaración definitiva como BIC se están protegido temporalmente estos cines hasta la declaración oficial y su inscripción en el Boja», ha declarado este jueves Joaquín Egea, portavoz de Adepa.

Según la Junta de Andalucía, los tres edificios son «exponentes relevantes» de todo un elenco de salas para espectáculos que existieron en el centro de Sevilla recientemente, si bien sólo el Cine Cervantes sigue manteniendo en la actualidad su uso original.

Escenario del cine Cervantes, el más antiguo de Sevilla, diseñado por Juan Talavera, representante del regionalismo
Escenario del cine Cervantes, el más antiguo de Sevilla, diseñado por Juan Talavera, representante del regionalismo - Raúl Doblado

La catalogación como BIC aplicada a los bienes en cuestión, máxima figura de protección de la ley andaluza y estatal, reconoce los valores patrimoniales no sólo de los bienes inmuebles sino también de los diversos elementos constitutivos como decoración y, en su caso, utensilios y mobiliario esencial y vinculado, además de su componente histórica e identitaria para la población sevillana.

Así, subraya que la incoación está enmarcada en el interés de la Administración andaluza por catalogar bienes representativos y exponenciales de nuestra cultura. Su protección se ha priorizado teniendo en cuenta la iniciativa del Pleno del Ayuntamiento de Sevilla y de numerosas solicitudes de la ciudadanía, como la de Adepa, desde donde se ha facilitado información y documentación.

Antiguo cine Lloréns, que conserva su escenario y embocadura, aunque hoy es un salón recreativo
Antiguo cine Lloréns, que conserva su escenario y embocadura, aunque hoy es un salón recreativo - Archivo Serrano

Valores patrimoniales

Inaugurado el 13 de octubre de 1873, el inmueble que alberga el Cine Cervantes se construye inicialmente como Gran Teatro Cervantes, según proyecto del arquitecto Juan Talavera de la Vega. En los años 50 del pasado siglo XX se reforma con el fin de actualizar su funcionalidad a los requerimientos de una gran sala de proyección, pero conservando sus principales características y espacios originarios, como el escenario, patio de butacas, galerías y palcos.

El inmueble del antiguo Cine Llorens, construido a partir del antiguo Teatro Llorens, obra de José Espiau y Muñoz, es todavía un exponente singular de las arquitecturas escénicas locales y constituye el escenario de la primera proyección fílmica sonora realizada en la ciudad.

Antigua sala X de la calle Trajano, ubicada en un edificio regionslita, diseñado en 1922 por Aníbal González, el autor de la Plaza de España
Antigua sala X de la calle Trajano, ubicada en un edificio regionslita, diseñado en 1922 por Aníbal González, el autor de la Plaza de España - Millán Herce

Su estilo arquitectónico queda situado en un punto evolutivo intermedio entre las habituales soluciones de las salas de variedades y las salas de teatro a la italiana, o las salas de cine de los años 40 y 50. En su última reforma en profundidad, la sala se adapta plenamente para el cinematógrafo, con cubierta opaca y cabina de proyección, si bien conserva su planta rectangular, con galerías perimetrales.

El edificio conocido como Cine Trajano, antes Salón de Variedades Lido, es un inmueble de una «indudable calidad arquitectónica», obra del arquitecto Aníbal González. «Ejemplifica los patrones del regionalismo, evidentes en especial en sus rasgos compositivos y estilísticos, y en el trazado y ejecución material de sus fachadas y galerías del patio de la sala», añade.