Universidad Lago Alberto (Unilac) de Mahagi
Universidad Lago Alberto (Unilac) de Mahagi - ABC

La «luz de Sevilla» iluminará una universidad congoleña

Iniciativa de Prodiel y Rotary para dotar de red eléctrica la Universidad Lago Alberto (Unilac) de Mahagi

SEVILLAActualizado:

La compañía multinacional sevillana Prodiel y la Fundación Rotary han creado una iniciativa de colaboración para dotar a la Universidad Lago Alberto (UNILAC) en Mahagi (República Democrática del Congo) de red eléctrica. En la actualidad, el centro carece de red e iluminación artificial, lo que imposibilita el uso de las instalaciones una vez pasada la puesta de sol. La Universidad tiene capacidad potencial para 1.000 personas y es la única de este tipo en cientos de kilómetros a la redonda.

La presentación del proyecto se llevó a cabo esta semana en la nave de Lamaignere (Zal de Sevilla) por el Presidente de Prodiel, Ángel Haro, el Presidente de Rotary Club Sevilla Corporate, Pedro Valenzuela y el director general de Lamaignere, Francisco Herrero Maldonado, y tuvo como invitados al presidente de la Cámara de Comercio de Sevilla, Francisco Herrero, y al presidente de la CES, Miguel Rus.

Tras la proyección de un vídeo sobre el proyecto, Pedro Valenzuela explicó que «esta historia nace en el Congo hace 9 años de la mano del misionero granadino criado en Sevilla Francisco Ostos —también presente en el acto—, de padre ecijano y madre marbellí que lleva cuarenta años haciendo el bien en el Congo, un país increíble en el que hay muchas necesidades», afirmó.

Foto de familia de la presentación el proyecto
Foto de familia de la presentación el proyecto - ABC

«A día de hoy la universidad no tiene electricidad y difícilmente puede impartir clases después de cierta hora y aparte no tienen internet. Desde Prodiel nos propusimos cambiar esta situación y con el apoyo de muchas entidades hacer una planta fotovoltaica de autoconsumo con 22 kw de potencia pico y hemos conseguido todo esto que tenéis aquí» y que llegará a su destino en unos tres meses, afirmó. Por otra parte «también se va a hacer una monotorización de la planta, de manera qeu desde la central de Prodiel, una vez que tengamos Internet, podemos controlar los parámetros de la planta para ver si funciona correctamente», dijo.

Francisco Ostos agradeció esta colaboración «en este día tan especial en el que ya tenemos algo que va a ir muy lejos y que va a llevar la luz de Sevilla que tenemos hoy a ese continente que tiene tanta luz, tanto solar como intelectual, pero que hacía falta formar esta luz intelectual. Esta va a ayudar a clarificar muchas mentes que va a hacer muy provechosas para ese país», dijo.

Carmen Herrero y el padre Ostos
Carmen Herrero y el padre Ostos- ABC

Ostos llegó a la República Democrática del Congo en septiembre de 1973, y una de las primeras cosas que hizo, «aparte de aprender las dos lenguas locales», era hacer un estudio sociológico de la juventud. Se dio cuenta de que en esa región, sólo estudiaba un 9% de la juventud. Hoy día supera el 90% la juventud escolarizada. La diócesis de Mahagi tiene actualmente 1.040 escuelas primarias con casi 300.000 alumnos y muchos centros de formación profesional o liceo superando los 60.000 alumnos». En este tiempo se han creado también ocho centros institutos superiores y ahora la universidad. «Esto está cambiando la mentalidad y la estructura social de aquel país, no destruyéndola, sino mejorándola», afirmó.

Planta fotovoltaica

Para el presidente de Prodiel, Ángel Haro, «una buena parte del negocio de Prodiel, yo diría que la más importante, es la que se dedica a la construcción de plantas de energía renovables, fundamentalmente fotovoltaicas. Afortunadamente, en los últimos años hemos construidos las plantas fotovoltaicas más grandes de países como Chile, Perú, Brasil, Colombia o México, donde estamos construyendo la plata fotovoltaica más grande del continente. De todas las que hemos construido la que más me hace ilusión es la de hoy, la que se va a construir junto a Rotary en la Universidad Lago Alberto de Mahagi», dijo.

Tras meses de trabajo se ha logrado reunir todo el material necesario para el proyecto, que cuenta con 69 placas fotovoltaicas, 800 metros de cableado solar ZZ-F 1X4 mm2, dos baterías de almacenamiento de 4.600W, una estructura portante para 69 módulos, y vallado del perímetro. Así como 7.400 metros de cableado, 170 luminarias, 30 interruptores, 70 tomas de corriente y un cuadro general. Para que este proyecto sea una realidad, además de la construcción de la planta y la instalación eléctrica, Prodiel asegurará la continuidad del proyecto en el tiempo haciéndose cargo de la garantía de funcionamiento mediante la formación del personal de la Universidad en los trabajos de Operación y Mantenimiento de la planta fotovoltaica.

El padre Ostos
El padre Ostos - ABC

También, habrá una garantía asegurada del suministro por parte de los fabricantes ante posibles defectos de fábrica y piezas de repuesto, para poder solventar pequeñas averías. La multinacional realizará visitas anuales con personal especializado para asegurarse del correcto funcionamiento de la instalación, facilitar la ayuda necesaria, y la entrega de todos los EPIS indispensables para cumplir con los trabajos con toda la seguridad.

El proyecto ha contado con la colaboración de Jinko Solar, Fundación Typsa, SMA, Gonvarri, Lamaignere, Atf, Tranluz, AS Solar, Sesaelec, Innergy, Díaz Cadena y la Fundación Real Betis Balompié.