Plaza Mayor de Palma del Río
Plaza Mayor de Palma del Río - VALERIO MERINO
OCIO

Escapadas con encanto por Córdoba: Palma del Río, el imperio de la naranja entre dos ríos

Cómo llegar, dónde comer, qué ver y todo lo que necesitas saber para disfrutar de esta localidad

CÓRDOBAActualizado:

Al oeste de la provincia de Córdoba, casi en el límite fronterizo con la vecina Sevilla, se extiende la localidad de Palma del Río. Su ubicación estratégica entre los dos principales ríos andaluces, el Guadalquivir y el Genil, tiene parte de la culpa de su vasta historia: aunque el origen de la ciudad es medieval, el territorio ha estado ocupado desde la prehistoria y fue un importante destacamento romano vinculado a la agricultura y el comercio. Famosa por sus naranjas, Palma del Río es una tierra patrimonialmente rica y con una tradición gastronómica y cultural que la convierte en una visita inexcusable para conocer la provincia.

Cómo llegar

En coche: Poco más de 50 kilómetros separan Córdoba de Palma del Río por carretera. A esta localidad se puede llegar a través de la A-431 o a través de la autovía A-4 hasta el municipio de La Carlota, tomando a continuación la A-440 para llegar a Palma.

En tren: Mucho se ha hablado de la posibilidad de comunicar la capital cordobesa con Palma del Río a través de un servicio de cercanías. La infraestructura está lista: los trenes de media distancia que comunican Sevilla y Córdoba tienen parada en la estación de Palma del Río. Mientras el proyecto del cercanías se termina de definir, los visitantes pueden llegar a Palma en tren en tan solo media hora y por unos 6 euros. Los horarios pueden consultarse en la página web de Renfe.

En autobús: La compañía Pérez Cubero comunica la capital cordobesa y otras localidades con Palma del Río a través de sus autobuses, con ocho trayectos diarios entre semana y una oferta más reducida los sábados y domingos. Los horarios se pueden consultar en su página web.

Plaza principal de Palma del Río, con el edificio del Ayuntamiento
Plaza principal de Palma del Río, con el edificio del Ayuntamiento - VALERIO MERINO

Alojamientos

Hotel Monasterio de San Francisco (Avenida Pío XII, 35): Este hotel de inspiración rural y la categoría de tres estrellas se alza sobre un antiguo monasterio franciscano que data del año 1493. Tiene 35 habitaciones dobles de decoración clásica que cuentan con todas las comodidades para los huéspedes: baño privado y completo, teléfono y televisión, caja fuerte, climatización y minibar. Ubicado en pleno centro de Palma del Río, este hotel se encuentra además rodeado de patios y jardines de naranjos centenarios, setos de arrayanes, hortalizas y plantas aromáticas.

Lo más fascinante de este complejo hotelero es su historia: como se explica en su página web, el Monasterio de San Francisco fue «cabeza de la provincia de Los Ángeles de la orden de San Francisco». Sus monjes viajaron a California con la expedición de Fray Junípero Serra y fundaron allí numerosas ciudades, entre otras San Francisco y los Ángeles. A América llevaron naranjas de Palma del Río, una anécdota histórica que queda para la posteridad en el fresco que preside la entrada del hotel, fechado en el siglo XVIII. En el siglo XIX el edificio pasó a la familia Moreno de la Cova, que se encargó de restaurar el monasterio, rehabilitado como hotel a mediados del siglo XX.

Rincón de Palma del Río
Rincón de Palma del Río - V. M.

Hotel Castillo (Portada, 47): Ubicado en las cercanías del casco antiguo, junto al centro de Palma del Río y a tiro de piedra de lugares de interés como el Gran Teatro Coliseo, el Paseo de Alfonso XIII o los jardines Reina Victoria, el Hotel Castillo nace de un proyecto empresarial familiar y cuenta con habitaciones individuales, dobles y suites de diferente categoría. El hotel ofrece parking gratuito y posee un salón polivalente con capacidad para 500 personas y el equipamiento necesario para reuniones de empresa o celebraciones.

Hospedería Convento de Santa Clara (Ríoseco, s/n): Los más de 500 años de historia que habitan entre sus paredes le han valido al edificio que acoge este hotel con encanto ser declarado como Bien de Interés Cultural (BIC). En pleno casco histórico de Palma del Río, junto a la Iglesia de la Asunción y dentro de las murallas almohades, el Convento de Santa Clara cuenta con varios patios y cuerpos arquitectónicos. Uno de ellos, el principal, tiene un claustro de características mudéjares, y el resto tiene los rasgos propios de la arquitectura tradicional andaluza.

Los Cabezos (frente a la Ermita de la Virgen de Belén) Para los amantes de las escapadas rurales, Palma del Río ofrece la posibilidad de alojarse en una casita o albergue para grupos en el parque periurbano de Los Cabezos, en plena naturaleza. Se trata de una opción ideal para el visitante que busca conocer el lado campestre de Palma del Río y divertirse entre tirolinas, puentes colgantes o senderos.

La página web de la oficina de turismo de Palma del Río recoge un directorio de todos los establecimientos hoteleros de la localidad para que el visitante pueda encontrar justo lo que busca.

Naranjas de un cultivo palmeño
Naranjas de un cultivo palmeño - VALERIO MERINO

Gastronomía

La gastronomía palmeña no se restringe a la naranja, pero sin duda este cítrico es su valor más celebrado. De ahí que muchos de los platos tradicionales de Palma del Río la tengan como ingrediente: la ensalada de naranja y bacalao, el picadillo de naranja con atún, el codillo de cerdo ibérico lacado con naranja y miel o las costillitas de conejo con caramelo de naranja son algunos ejemplos. Sus carnes de caza y los espárragos trigueros son otros de los atractivos de una oferta gastronómica que se analizó en profundidad en este reportaje de Gurmé Córdoba. Para conocerla en primera persona, el portal gastronómico de ABC recomienda los siguientes restaurantes:

Peña Flamenca La Soleá (Ríoseco, 68): A principios de los 70, una fábrica de botijos se convertía en un pequeño bar con cocina e inspiración flamenca que a día de hoy ha crecido hasta convertirse en un emblema de la localidad. Con una carta adaptada a la temporada, la tortilla de espárragos, las alcachofas con jamón o las clásicas migas de Palma son algunos de sus platos fuertes, además de las carnes ibéricas y los potajes de invierno.

Casa Manolo (León Benítez, 21) Recomendable para quienes buscan cocina tradicional con toques de vanguardia. El recetario local nutre sus elaboraciones de referencia, como los callos o el jabalí a la naranja. También destaca su oferta de marisco. Algunas de las especialidades más demandadas son su foie casero, el tartar de atún con gambas, el pez espada con crema de gambas o el pulpo a la brasa.

Balma (Santa Ana, 81) El producto de temporada es el principal protagonista de su carta de sugerencias. Las ensaladas o la mazamorra son algunos de sus platos más demandados, así como el paté de ave casero al Pedro Ximénez con naranjas de la tierra. Sus croquetas de variados ingredientes o el cochinillo a baja temperatura con un poco de pimienta rosa y canela también están en la selección de favoritos. Y como destacados del chef su «risotto» deboletus con trufa o las bravas.

Mesón Damián (Pío XII, 9) Es uno de los restaurantes más tradicionales de Palma del Río. De cocina tradicional y ortodoxa, su horno de leña de encina es uno de los principales reclamos para los amantes de la carne a la brasa. También son especialidades de la casa el paté de puerro, el bonito con pipirrana, los revueltos o las chacinas, pero también hay hueco para los pescados frescos.

Un rincón de Palma del Río
Un rincón de Palma del Río - VALERIO MERINO

Qué ver

Diferentes etapas históricas se mezclan en las calles de Palma del Río, que ofrece una amplia gama de atractivos patrimoniales que, por su cercanía, pueden visitarse en poco tiempo. Entre sus bienes hay varios declarados BIC, como el recinto amurallado, cuyas murallas pertenecieron a una alcazaba o castillo levantado por los almorávides y reforzado por los almohades. A pocos metros se alza la alcazaba, una fortaleza militar a la que se accede por su puerta Norte, que actualmente alberga la Capilla de las Angustias. Su explanada acoge además restos arqueológicos y un jardín de cítricos con una colección de variedades de naranja.

La Plaza Mayor de Andalucía es el espacio principal de Palma del Río, donde se ubica el edificio que alberga el ayuntamiento de la localidad. Allí puede encontrarse también la Casa Alhóndiga, adosada a la muralla almohade y a la Puerta del Sol y que constituye la entrada al Conjunto Histórico de Palma del Río. Actualmente alberga la Oficina Municipal de Turismo. Muy cerca se encuentra el Palacio de Portocarrero, un espectacular monumento que combina elementos romanos, árabes y renacentistas. Justo al lado puede encontrarse la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, una edificación barroca del siglo XVIII que alberga retablos procedentes de distintas iglesias, así como lienzos barrocos de la escuela cordobesa.

Ermita de Belén
Ermita de Belén - V. M.

El museo municipal se ubica en las antiguas Caballerizas, en el interior del recinto amurallado. Las ermitas de Belén y del Buen Suceso también son de obligada visita. Desde el mirador de la primera puede contemplarse el Valle del Guadalquivir y los verdes campos de naranjos, así como los puentes sobre los ríos Guadalquivir y Genil. El Puente de Hierro, llegado desde París en 1885 y diseñado en los talleres en los que también se formó parte de la Torre Eiffel, es otro Bien de Interés Cultural y ofrece un paisaje muy distinto al del Puente Romano, en el trazado de la antigua vía Corduba-Hispalis por la margen derecha del Guadalquivir.

Y es que una de las particularidades de Palma del Río es que en su territorio se unen las aguas de los dos ríos más grandes de Andalucía, el Guadalquivir y el Genil. Su paisaje de ribera y las especies de aves que pueden encontrarse en esta zona harán las delicias de los amantes de la naturaleza. El acceso a la confluencia de los dos ríos se realiza mediante visitas guiadas.

Los amantes de la tauromaquia no pueden abandonar Palma del Río sin visitar la Casa-Museo Manuel Benítez «El Cordobés», una herramienta divulgativa y lúdica para conocer la historia del matador de toros. Tanto la Oficina de Turismo de Palma del Río como empresas de la localidad ofrecen visitas guiadas por la ciudad. Toda la información está disponible en su página web, de la que también se pueden descargar los horarios y teléfonos de interés.

Un recuerdo de la visita

El mejor souvenir que un visitante puede llevar a casa tras conocer Palma del Río es su producto estrella: las naranjas que se producen, recogen y comercializan de manos de sus vecinos. Además de la fruta, una buena idea es investigar los derivados a los que da cuerpo la naranja, como los dulces o las mermeladas que produce Caprichos del Guadalquivir.

Pero no sólo de cítricos vive Palma del Río: también destaca la calidad de su aceite de oliva, que puede adquirirse en empresas de la localidad como ArteOliva, OleoPalma o Aceites Callejas.