Contenido Promocionado

Compartir

En los últimos años se está generando una conciencia colectiva hacia la práctica de hábitos saludables ligados a la prevención de enfermedades y evitar situaciones de riesgo para nuestra salud. No obstante, reconocidos profesionales, como el Dr. Valentín Fuster, acogen un concepto más ambicioso en materia de salud que supone abandonar el término de «prevención» y apostar por el de «promoción».  Esto es, no se trata solo de prevenir enfermedades sino de promover la salud desde edades tempranas. En este ambicioso concepto, la educación juega un papel de vital importancia. Sobre este aspecto hay que destacar tres cuestiones que son fundamentales para aprender a cuidarnos.

 

1. IDENTIFICACIÓN DE RIESGOS

 

Todo cambio de hábitos en nuestra manera de vivir exige una previa y plena conciencia de los riesgos que tratamos de evitar. Afortunadamente no son pocos los estudios en esta dirección. El Global Burden of Disease Study 2010  es el mayor estudio estadístico sobre el estado de la salud mundial jamás realizado. Ha contado con la participación de 500 investigadores de 187 países durante 20 años (entre 1990 y 2010). Este informe nos deja en una aparente buena posición, ya que somos el tercer país del mundo y el primer europeo con buena salud -con una media de 70,9 años sin contraer una discapacidad-.

 

España en los últimos tiempos ha destacado en los rankings por su alta esperanza de vida (entre 81,2 y 81,5 años en el año 2010), pero el vivir más años no quiere decir que durante todos estos gocemos de buena salud.  Con los datos en la mano, el informe afirma que los últimos 10 años de nuestra vida «no van a ser buenos».

 

 

 

texto1

Fuente: Institute for Health Metrics and Evaluation

 
Los factores que ponen en riesgo nuestra salud pueden ser metabólicos, ocupacionales/ambientales y conductuales. De todos esos factores de riesgo, los «conductuales» son los únicos que dependen exclusivamente de nosotros. Reduciéndose al implementar conductas saludables en nuestro día a día: no fumar, alimentación saludable, ejercicio, etc.

 

2. HÁBITOS QUE PROMUEVEN LA SALUD

 

2.1. ACTIVIDAD FÍSICA SALUDABLE

 

Nadie duda de los beneficios de la actividad física, pero hay que practicarla de una forma saludable. Es decir, debe cumplir una serie de requisitos:

 

  1. 1) Que se adapte a la edad y condición física del practicante.
  2. 2) Que la intensidad sea moderada, para evitar sobrecargas y riesgos de lesiones.
  3. 3) Que se minimicen los impactos, para no dañar las articulaciones.

 

«Puedo decir sin temor a equivocarme que, de todas las actividades físicas que he practicado, el yoga y el pilates son las que cumplen estos requisitos y de adaptan a la mayoría de las personas. Quizá por eso me especialicé en mi propio estudio Yoga40», explica Vicente Lavalle, creador del método homónimo.

 

Yoga40_20170602_0645_2W

Fachada del centro Yoga40 en Avda Enramadilla,1. Sevilla

 

2.2. ALIMENTACIÓN SALUDABLE

 

Cada día aparecen nuevas evidencias de la relación existente entre la alimentación y la salud. Algunas como las dirigidas por la OMS la señalan que, junto a la vida sedentaria, los malos hábitos alimentarios -dietas desequilibradas o carenciales- son los causantes directa o indirectamente del 60-70% de los trastornos de salud más frecuentes de nuestra sociedad moderna.

 

Alimentarse correctamente consiste en hacer una dieta variada, equilibrada y saludable. El problema radica en lo que cada uno entiende por sano o saludable. La publicidad y el desconocimiento o la inexperiencia hace que muchas personas creen estar cuidándose cuando la realidad no es así.

 

texto3

En Yoga40 a diario podrás disfrutar de un batido natural al terminar el entrenamiento.

 

 

2.3 ESTILO DE VIDA SALUDABLE

 

Asimismo, las personas con actitud negativa y baja autoestima viven de media siete años menos que el resto. Así lo refleja en el British Medical Journal, Sir Michael Marmot. Una razón más para empezar a practicar el «pensamiento positivo» en nuestra vida. El pensamiento negativo mantenido en el tiempo puede generar estrés, ansiedad y depresión.

 

Así, el Yoga se erige como una de las mejores prácticas para mantener sanos y unificados cuerpo y mente. Cabe destacar que la UNESCO en el año 2016 lo declaró Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, subrayando la «unificación de la mente, el cuerpo y el alma para mejorar el bienestar mental, físico y espiritual de las personas que lo ejercitan».

 

 

Yogo40_20170602_0404W

Sala de entrenamiento de Yoga40.

 

 

 

3. EDUCAR EN SALUD: MEJOR EN COMUNIDAD

 

La educación es un arma poderosa, por lo que las familias, instituciones y profesionales deben promover la llevanza de un «estilo de vida saludable» para que, en palabras del Dr. Fuster, «poder dominar el mundo que te rodea y no que el mundo te domine a ti».

 

Otro dato que resalta el profesor Fuster y que yo he podido constatar personalmente por mi experiencia, es que es mejor hacerlo en comunidad. La conciencia colectiva de lo que es o no

sano, ayuda a incorporar en nuestro día a día y en la de nuestras familias hábitos saludables sin la sensación de estar luchando solo contra el sistema.

 

Si vives en Sevilla puedes tener la posibilidad de probar por ti mismo Yoga40. Un método de 4 pasos que ejercita la salud física y mental proporcionando resultados espectaculares a corto, medio y largo plazo. Nuestros usuarios son la mejor prueba de que «esto funciona».

«El método Yoga40 ha sido para mí muy positivo. Al cabo de varias semanas de practicarlo, mi espalda y cuello muy resentidos por las posturas forzadas de mi profesión, dejaron de molestarme. A nivel mental he conseguido una alta disminución del estrés crónico que sufrimos los profesionales de la sanidad.  Altamente recomendable», explica una usuaria de Yoga40.

 

Yoga40_20170602_0564W

Los 4 pasos del método, en la entrada de Yoga40.

 

«Si, además, buscas reeducarte en un estilo de vida saludable creando comunidad, puedes ir un paso más allá. En nuestro estudio contarás con servicio de mentoring, en alimentación y estilo de vida porque estamos seguros de que, una vez que empieces el camino del cambio, solo puedes seguir avanzando. ¡Te esperamos!», animan desde este centro de Sevilla.

 

 

Más información en:

 

Email: hola@yoga40.es

Web: www.yoga40.es

Avda. Enramadilla nº1 Edificio Puerta Real. 41018 Sevilla

Teléfono: 954 40 44 40

 

Vicente Lavalle, (Licenciado en E.F. y Técnico Superior en Dietética y Nutrición, creador del Método Yoga40)

 

Compartir

Este contenido ha sido desarrollado por Contenido Promocionado de ABC de Sevilla con CONTENIDO PROMOCIONADO. En su elaboración no ha intervenido la redacción del diario.