Consejos para prevenir las manchas del sol en la piel

  • Belleza
  • HACE 1 año, 3 meses

¿Eres de las que todavía usa el protector solar solo en verano? Cuidado, puede pasarte factura

Estar bronceada en verano es un placer, pero puede pasarnos factura si no somos precavidas, porque de sobra conocemos ya los efectos de una exposición solar irresponsable. Aunque son los carcinomas y melanomas (principales tipos de cáncer de piel) los que deben concienciarnos sobre la prevención ante los rayos solares, hay otras manchas benignas que nos pueden dar más de un dolor de cabeza. Hablamos de los melasmas, esas manchas oscuras en la piel provocadas por el sol, que suelen aparecer sobre el labio superior, en la frente, en las mejillas o en el puente de la nariz.

Los melasmas son manchas lisas que suelen tener bordes geográficos y una tonalidad marrón o grisácea que hace que resulten antiestéticos sobre el rostro, porque parecen ensuciarlo. Son manchas que, una vez han aparecido sobre la piel, son difíciles de eliminar por completo, si bien requieren el uso de cremas específicas, tratamientos y aparatología aplicados por parte de profesionales cualificados.

Ante todo, lo primero que debemos tener en cuenta es que ante la aparición de cualquier nueva mancha en nuestro rostro o en nuestro cuerpo, conviene hacer una visita al dermatólogo para que la revise y nos indique el tratamiento más adecuado, en caso de que haya un impacto estético considerable. Porque, cuanto antes comencemos a tratar las manchas, más posibilidades de éxito tendremos.

Cómo prevenir manchas solares

Muchos de estos consejos son los mismos que se recomiendan para disfrutar del sol y del verano de manera saludable. Pero, en el caso de las manchas, cobra gran importancia el hecho de seguirlos durante todo el año y no solo durante los meses de calor.

melasmas machas oscuras piel

No abuses del sol: lo ideal para evitar las manchas en la cara es evitar la exposición directa al sol (lo que conocemos como «tomar el sol»). Ante todo evita las horas más peligrosas para la radiación solar (entre las 11 y las 16 horas aproximadamente) y protege la piel de tu rostro con factor 50. Hoy en día esto no implica cubrir tu rostro con un ungüento blanco espeso, ya que hay cremas protectoras con color, maquillajes y brumas con este factor de protección que te permiten protegerte del sol con mayor comodidad.

Media hora antes: es el margen con el que debes aplicarte las cremas solares, sobre todo cuando vas a la playa o la piscina. Acostúmbrate a salir de casa con el protector aplicado para que cuando te expongas a los rayos solares ya se haya absorbido y asentado sobre la piel. De otra manera, la aplicación podría ser tardía o desigual debido a los roces, la arena y otros factores, exponiéndote a quemaduras en zonas concretas del rostro, así como a un bronceado desigual. Igualmente, es imprescindible volver a proteger la piel después del baño o pasadas un par de horas.

Usa un protector contra UVA y UVB: ambos tipos de radiación son muy perjudiciales para la piel e inciden de manera diferente a lo largo del año. Los UVB tienen más incidencia en verano, mientras que los UVA, en invierno. Los primeros causan dolor cuando hay una sobreexposición (quemaduras), pero en el caso de los UVA, la ausencia de dolor puede ocultar los daños que causan a nuestra piel: envejecimiento, manchas y melanoma, entre otros trastornos.

Utiliza sombrero: o gorra, lo que prefieras. La diferencia en cuanto a proliferación de manchas será notable, especialmente en lo referente a las actividades que realizas al aire libre y en las horas de sol más peligrosas.

Protección todo el año: tienes diversas opciones para proteger tu cutis de las radiaciones solares, aun en los meses en los que parece que el sol no daña tu piel. Desde hidratantes y maquillajes con FPS hasta brumas faciales que se pueden aplicar como paso final del maquillaje, pasando por protectores solares con color, las opciones son para todos los gustos. Haz de esto una rutina especialmente si tomas medicamentos que favorecen la aparición de manchas ante la exposición al sol (como explicamos a continuación).

– Medicamentos fotosensibilizantes: debemos tomar una precaución extra si estamos tomando alguno de estos fármacos. Por ejemplo, si estás siguiendo algún tratamiento dermatológico para combatir el acné, tu especialista te habrá informado de la importancia de la fotoprotección para evitar la aparición de manchas del sol en la piel, que es especialmente vulnerable en estos casos. Igualmente, las mujeres que utilizan anticonceptivos hormonales, son un grupo de riesgo en este sentido y deberían usar protector solar durante todo el año. Otros medicamentos fotosensibilizantes comunes son los antiinflamatorios, los corticoides, los laxantes, los antihistamínicos, los medicamentos contra la hipertensión o los antidepresivos. Consulta siempre con tu médico para despejar dudas.

Integra el protector en tu maquillaje: seguro que te resulta más cómodo usar una base de maquillaje o BB cream con factor de protección solar que aplicar una crema solar como paso previo. Aprovecha también las opciones con filtro solar en formato de polvos compactos para obtener un inmediato efecto buena cara mientras previenes las manchas.

Nada de perfume o maquillaje: también son agentes fotosensibilizantes, por lo que pueden multiplicar los efectos del sol en la piel. Es el caso de los que contienen aceites esenciales, colorantes y perfumes en general.

Cómo tratar las manchas del sol

manchas en la cara del sol

Aunque algunas desaparecen por sí solas, como las relacionadas con el embarazo, la mayoría son permanentes y requieren la prescripción de un tratamiento por parte del dermatólogo. En cuanto a cosméticos, encontraremos cremas que contienen principios activos como la hidroquinona, la tetrinoína, el ácido azelaico o los corticosteroides, que sirven para aclarar la piel en las zonas afectadas.

Existen otro tipo de tratamientos más invasivos como la microdermoabrasión y la exfoliación química que combaten el exceso de pigmentación a base de eliminar las capas superficiales de la piel. Igualmente, el láser es otro recurso invasivo a la hora de tratar manchas del sol que puede recomendarte el profesional una vez te valore.

No obstante, este tipo de tratamientos se aplican en los meses de invierno, cuando la exposición al sol es mínima.

 

Dolores Trueba

Dolores Trueba

Redacción Bulevar Sur
Dolores Trueba

@dolores_trueba

Recién aterrizada aquí, aunque llevo tiempo vigilandoos. Me dejo caer por @BulevarSur. «Be with a guy who ruins your lipstick, not your mascara» #belleza
Trucos para un maquillaje de #Halloween fácil @BulevarSur https://t.co/Afg3EFOBEo #Halloween2017 https://t.co/eoUIUzk8KT - 3 años ago

Más en Belleza