«Tech-neck» o cómo envejece de forma prematura tu cuello por culpa del móvil

  • Belleza
  • HACE 1 mes, 23 días

El «tech-neck» surge como consecuencia de la postura a la que sometemos al cuello mientras consultamos constantemente aparatos tecnológicos

Quizá sea la primera vez que oyes hablar del «tech-neck». Es un término del sector de la belleza y los cuidados de la piel que se está popularizando cada vez más. Se refiere al envejecimiento prematuro de la zona del cuello. Siempre ha sido una de las partes olvidadas, pero ahora -con los nuevos hábitos de vida, comunicación y trabajo- está sufriendo un desgaste cada vez mayor.

El «tech-neck» surge como consecuencia de la postura a la que sometemos al cuello mientras consultamos constantemente aparatos tecnológicos, como smartphones y tablets. El inclinar el cuello ligeramente hacia abajo en una postura prolongada, provoca finas líneas, pliegues y hundimientos. Ahí surge la necesidad de un tratamiento específico que ayude a minimizar su efecto.

¿Qué es el «tech-neck»?

«El conocido como tech-neck es una realidad que apreciamos cada vez más en nuestros diagnósticos y que, además, ha empezado a aparecer antes de tiempo. Hay cuellos jóvenes que ya muestran un envejecimiento prematuro por el uso excesivo de las nuevas tecnologías y esa postura forzada de manera continuada. Esta provoca una tensión constante en la zona al levantar y agachar la cabeza y encoger el cuello. Por eso surgen los surcos (conocidos como cuellos de Venus) se marcan de manera más acentuada. Y no solo influye la postura, también lo hace la luz azul que emiten los dispositivos y que daña la piel», explica Carmen Navarro a Bulevar Sur.

Según esta experta, la sobreexposición a la luz azul eleva el riesgo de hiperpigmentación y daña la elasticidad de nuestra piel. «La luz azul tiene la capacidad de penetrar en nuestra piel, incluso aún más que los rayos UV, creando radicales libres y rompiendo las estructuras celulares. La consecuencia más directa y visible es que disminuye la elasticidad y provoca el envejecimiento prematuro. Sumando todas las consecuencias que alteran el estado de salud de nuestra piel, el resultado final es que se acelera el envejecimiento prematuro como consecuencia del llamado envejecimiento digital».

¿Se puede combatir el «tech-neck»?

Tech-neck es el envejecimiento prematuro del cuello por las posturas de los dispositivos electrónicos

El envejecimiento prematuro del cuello es una preocupación creciente en la que ya habían pensado los coreanos hace años. Por ello, cuentan con tratamientos específicos y efectivos para esta zona del cuerpo. Además de tratamientos específicos de cabina de las clínicas de estética (con láser diseñado para estimular la producción de colágeno y elastina) también puedes optar por cuidados en casa.

Según nos comenta el Dr. Bartosz Kosmecki (Clínicas Verkomed), el efecto «tech-neck» puede afectar de manera sutil al aspecto de nuestro cuello y escote. Lo explica así porque en su opinión las causas principales de la flacidez y arrugas del cuello son el envejecimiento cutáneo (afinamiento progresivo de la piel de la zona), la gravedad (factor imposible de controlar) y los depósitos grasos de la zona de la papada.

«El síndrome tech-neck afecta al tono muscular de la columna y aumenta la rigidez y tensión de cuello y hombros, aumenta también las arrugas de una zona tan delicada y sensible como es la del cuello. La buena noticia es que se puede tanto prevenir como revertir en buena parte sus efectos», explica Inmaculada Canterla (directora de Cosmeceutical Center).

Tratamientos para el «tech-neck»

Carmen Navarro nos recomienda comenzar hidratando la zona del cuello de forma más constante y consciente y evitando las posturas forzadas. También desconectando y marcándonos un tiempo para el consumo de tecnologías y un tiempo libre de tecnología que nos permita evitar esas arrugas tan marcadas.

También aconseja, después de realizar la fase de limpieza facial, realizar un masaje ascendente con un cosmético que nutra e hidrate la zona. Y para protegerlo de las agresiones de la luz azul su apuesta es Cell Defense SPF 30 y SPF 50 de María Galland. «Es un producto que crea un escudo invisible, protege las células del daño oxidativo, aporta luminosidad y reduce la aparición de manchas».

«No hay mejor solución para la flacidez del cuello que la prevención y engrosamiento del tejido del cuello a través de productos inyectables que estimulen la producción del colágeno y devuelvan a la piel el grosor y la firmeza que lucía antes de la aparición de los signos de envejecimiento», responde el doctor Kosmecki. ¿Qué tratamientos son? Cócteles de vitaminas y ácido hialurónico para los más jóvenes. Tratamientos con ácido hialurónico reticulado para los mayores y tratamientos tipo reestructuración dérmica, los hilos tensores y tratamientos con láseres abrasivos para estimular la producción del colágeno y aportar a los tejidos y a la musculación hipotensiva la tensión que necesita.

Carmen Navarro nos cuenta que ha incorporado lo último en tecnología a la hora de tratar los anillos de Venus, Endymed Pro. El último tratamiento antiaging para acabar con el envejecimiento causado por el abuso de los dispositivos. «Se trata de una tecnología exclusiva de radiofrecuencia fraccionada. A través de microagujas de oro produce columnas de coagulación en el tejido. Permite la renovación en profundidad de la piel del cuello, tensando y rejuveneciendo», explica.

Inmaculada Canterla nos aconseja por un lado, usar adaptadores para pantallas, para elevar tablets y móviles y mantenerlos a la altura de los ojos y no doblar la cabeza hacia abajo mientras miramos estos dispositivos. Además, recomienda un producto realmente efectivo para esta zona, el Neck Perfect Complex de is CLINICAL.  «También podemos revertir los daños ocasionados por el Síndrome Tech-Neck con Tratamientos de Medicina Estética específicos como el la Dra. Natalia Ribé ha desarrollado, Amarna© diseñada especialmente para rejuvenecer y dar firmeza a la zona del cuello. La técnica consiste en una terapia dúo dinámica que trabaja a dos niveles actuando directamente sobre la laxitud y la calidad de la piel y que puedes realizarte en Cosmeceutical Center (Sevilla)».

Mascarillas coreanas contra el «tech neck»

La marca The Oozoo tiene un innovador formato de jeringuilla que puedes masajear directamente sobre el cuello. Su objetivo es recuperar su elasticidad y luminosidad natural, dejando una piel sana y bonita gracias a potentes activos anti-edad como el extracto de trufa negra, el ginseng y la perla negra.

Otra opción es la mascarilla My Formula en forma de gargantilla formulada con 5 tipos de colágeno y 30 ingredientes vegetales patentados, adenosina y péptidos. Combate las arrugas y reafirma la piel previniendo el envejecimiento de la zona del cuello.

Rocío Ponce

Rocío Ponce

Redacción Bulevar Sur
Rocío Ponce

Más en Belleza