10 trucos para que acabes haciendo ejercicio (por fin) de forma constante

  • Estilo de vida
  • HACE 9 meses, 21 días
10 trucos para que acabes haciendo ejercicio (por fin) de forma constante

¿Cuántas veces y cuánto tiempo hay que entrenar a la semana? Nuestra blogger te da las claves para comenzar a notar resultados

Es una de las preguntas que más se repiten en mi cuenta de Instagram. «Gema, ¿cuántas veces tengo que entrenar a la semana y cuánto tiempo para conseguir resultados». Aquí, como en el amor o en el trabajo, cuenta más la calidad que la cantidad.

No es tanto cuánto ejercicio hagamos sino que lo hagamos de la forma correcta, así como que la actividad física que practiquemos sea la que realmente se ajusta a nuestro objetivo, ya sea perder peso, tonificar o tener una mejor forma física.

Si nos centramos en llevar una vida activa en la que buscamos sentirnos bien con nuestro físico, con fondo y bienestar mental pueden bastar con tres o cuatro horas de ejercicio semanal, en el que no debe faltar el ejercicio aeróbico para que nuestras pulsaciones suban un poquito quemando calorías y mejorando nuestra salud –siempre que no esté contraindicado-, algo de fuerza y estiramientos. excusas-gimnasio-tiempo5

La Organización Mundial de la Salud asegura que lo idóneo es entrenar 150 minutos semanales, y, como siempre os digo, estos no tienen por qué ser en un gimnasio. ¿Qué tal ir al trabajo en bici, subir las escaleras en lugar de coger el ascensor o ir a ese recado caminando en lugar de en coche? Piénsalo, la semana tiene 10.080 minutos, ¿de verdad no puedes invertir 150 en moverte un poco?

El tiempo es el mayor enemigo del bienestar físico, así que os doy algunas claves para encontrar sí o sí tiempo para cumplir contigo mismo y tu propuesta de sentirte mejor a todos los niveles. Porque sí, no hay nada más reconfortante que retarte, y superarte. El deporte y el ejercicio no solo te harán desconectar de los niños y el trabajo, y no solo te hará sentir más atractiva, el deporte ante todo hará que te liberes del estrés. Benditas endorfinas.

excusas-gimnasio-tiempo3 excusas-gimnasio-tiempo4
  1. Busca aliad@s. Mira a tu alrededor, no tardarás en localizar a esa mamá del cole, ese compañero de trabajo o esa amiga que está deseando dar el paso y empezar a hacer deporte pero que, como tú, no ve el momento. Plantéale apuntaros al gimnasio juntas o salir a andar cada día. La unión hace la fuerza (también la mental).
  2. Asegúrate de practicar un deporte que te motive. Ya sean clases colectivas, un club de running (también los hay de mamis que hacen deporte con sus hijos) o alguna clase de baile. La cosa es moverse, y lo mejor es hacerlo divirtiéndote. El deporte nunca debe ser ser un suplicio para ti.
  3. Planifica tus comidas y tus entrenamientos. Siéntate un rato el domingo, que es el día en el que solemos escaparnos por unas horas del estrés de las obligaciones diarias y plantea lo que vas a comer cada día, así como los 150 minutos –repartidos como prefieras- en los que vas a hacer deporte. Recordatorio: el deporte puede ser los 20 minutos de camino al trabajo andando. Si lo anotas todo lo verás mucho más fácil de conseguir.
  4. Dale una oportunidad a las pesas. Si tienes poco tiempo para entrenar, prioriza el trabajo de fuerza al cardiovascular. Los resultados (estéticos) llegarán antes y serán más llamativos, lo que te motivará a dar una patada a las excusas.
  5. Ponte una meta alcanzable. Mucho mejor conseguir pequeños retos, por ejemplo «esta semana voy a entrenar tres días» que querer comerte el mundo y al final frustrarte.
  6. Prepara tus cosas antes. Por ejemplo, llévate las zapatillas de deporte a la oficina para volver a casa caminando mejor que apostar por llegar a casa, cambiarte y volver a salir. O mete el macuto del gym en el coche antes de irte a trabajar o a la universidad.
  7. Comparte tus logros en las redes sociales. Nuestra red de amigos de Facebook pueden convertirse en nuestra mayor motivación, una vez que has empezado a conseguir tus objetivos no vas a defraudarles tirando la toalla, ¿no?
  8. Inspírate. Hay muchas gurús del fitness en Instagram, por ejemplo, a las que seguir y libros de fitness que leer para mantenerte «on fire».
  9. Busca un gimnasio al que te sea fácil ir. Uno que esté cerca de casa o camino del trabajo. La falta de tiempo va en contra del deporte en los tiempos que corren así que no pierdas minutos (ni ganas) en vano. Por supuesto, es importante que sea un lugar que te motive, ya sea porque tenga parking o porque imparta esa clase dirigida que tanto te gusta.
  10. Siéntete orgullosa. Escribe, en público o en privado, tus pequeños logros diarios. Cuando la pereza intente hacer de las suyas lee aquello que escribiste, cuando recuerdes lo bien que te sentiste tras esa clase de Body Pump no tardarás en volver al gym para darlo todo.

 

excusas-gimnasio-tiempo2

Look deportivo: Reebok 

Botella: PonteMASfuerte

Fotos: Bretodó 

Gema Amil

Gema Amil

¡Hola! Me llamo Gema y soy mujer y mamá. Sí, porque ambas cosas son igual de importantes. Y es que la maternidad puede ser nuestro mejor momento. ¿El truco? Tan sólo hay que saber apreciar la belleza de lo imperfecto. Una #mamafit es la que aprende a quererse por fuera y, sobre todo, por dentro. Acompáñame en mi nueva vida saludable y coqueta
Gema Amil
Gema Amil

Más en Estilo de vida