La presidenta de Fujitsu muestra las instalaciones al Consejero de Economía y al alcalde de Sevilla
La presidenta de Fujitsu muestra las instalaciones al Consejero de Economía y al alcalde de Sevilla - Manuel Gómez
Empresas

Fujitsu inaugura una nueva sede en Sevilla, donde dará empleo a 600 trabajadores

La compañía japonesa espera crecer un 40 por ciento a finales de año en la capital, tras la reunificación de todos sus negocios

SevillaActualizado:

La compañía japonesa Fujitsu ha centralizado todas las líneas de negocio que tiene en Sevilla en una única sede, alojada en el edificio Catalana Occidente, en Viapol. Hace más de cuarenta años que esta firma tiene presencia en la ciudad, donde desarrolla soluciones de tecnologías de la información, a pesar de que todavía siendo mucho más conocida por su división de climatización.

Las nuevas instalaciones no sólo permiten agrupar a todos los equipos, sino que dará capacidad para seguir creciendo. Y se espera que lo haga alrededor de un 40 por ciento a final de este de año, llegando a emplear a más de 600 profesionales, como ha señalado la presidenta de Fujitsu en España, Ángeles Delgado, quien valora esa apuesta decidida de la multinacional por su ciudad natal. Lo ha reconocido durante la inauguración de las instalaciones, que ha contado con la presencia del consejero de Economía, Conocimiento y Universidad, Rogelio Velasco, y el alcalde, Juan Espadas.

Delgado agradeció «el esfuerzo en estos tiempos de cambio tecnológicos, que obligan a rediseñar los modelos relación entre ciudadanos, administraciones y empresas». «Creemos que el conocimiento y las capacidades digitales que existen en esta región son claves para posicionar a Sevilla en el mapa de referentes nacionales y europeos». También ha recalcado que la entrada de Fujitsu en España fue por el sur, con una planta de producción instalada en Málaga que fue el origen del Parque Tecnológico de Andalucía (PTA). De ahí han salido los más de 10.000 cajeros bancarios que hay instalados en España y que ha sido escuela de numerosos trabajadores altamente cualificados.

El paso por Sevilla fue algo más tardío. a finales de los noventa recala en la ciudad con la llamada Factoría de Software, que desde el principio se convirtió en un centro de referencia para el desarrollo de aplicaciones y definición de entornos de transformación digital para sus clientes. Ángeles Delgado ha señalado que desde estas instalaciones «se trabaja tanto para las administraciones públicas andaluzas como para empresas privadas». Cuentan igualmente con clientes internacionales como el gobierno de Dinamarca, Telecomunicaciones y Retail de Reino Unido y el sector salud en finanzas.

La Factoría de Software ha experimentado un crecimiento del 50 por ciento en los últimos cuatro años y cuenta con más de 165 trabajadores y una previsión de crecimiento de otro 50 por ciento en los próximos dos años. Otra línea de negocio es el Centro de Servicios de Gestión Remota de Infraestructuras, que está conectado a otras instalaciones en Madrid y Barcelona, así como a una red global internacional de Fujitsu para ofrecer gestión remota a todos los clientes de la compañía. La plantilla alcanza los 260 empleados que dan servicio de soporte y explotación de sistemas y comunicaciones.

Tras descubrir la placa con la que se ha inaugurado la nueva sede de Viapol, ha tomado la palabra el consejero de Economía y Conocimiento de la Junta, Rogelio Velasco, quien ha resaltado que «muchos de los trabajadores que forman parte de la compañía japonesa han salido de las universidades andaluza y en especial de la Escuela Superior de Ingenieros de la Hispalense». Velasco ha incidido en que «no sólo compiten con otros profesionales de su entorno, sino con los del resto del mundo y demuestran su valía y su buena formación».

En esa carrera por la digitalización, la administración regional sigue el ejemplo de compañías como Fujitsu y empieza a hacer sus deberes con un plan de futuro para ir alcanzando retos. El consejero ha avanzado que se irán adaptando los recursos públicos como la red de escuelas, que a final de este año contarán con conexión a internet de alta velocidad. Igualmente se pondrá en marcha una plataforma de autodiagnóstico de competencias para evaluar la situación y finalmente, un sistema de certificados digitales para los trabajadores con el fin de que favorecer la movilidad en determinados territorios sin que la acreditación de las competencias profesionales sea un problema.

Por su lado, el alcalde sevillano, Juan Espadas, ha valorado la inversión que ha llevado a cabo la compañía y la confianza que ha depositado en Sevilla para ir de la mano de Málaga en los planes de crecimiento. Espadas ha considerado que «inauguraciones como esta demuestran que la ciudad está viva y es atractiva para las inversiones». También ha señalado que «las empresas se asientan donde hay oportunidades y conocimiento», por eso mismo ha destacado que ese compromiso hay que acompañarlo con inversiones públicas en equipamientos».

Y no ha perdido oportunidad el alcalde de recordar que volverá a luchar por su proyecto estrella de ampliación del trazado del tranvía para llevarlo hasta la estación de Santa Justa. «Esta nueva sede quedaría mejor comunicada».