Cómo cuidar la piel tras la menopausia

  • Belleza
  • HACE 8 meses, 6 días
Cómo cuidar la piel tras la menopausia

La menopausia es responsable de múltiples cambios en la piel de la mujer. Descubre cómo contrarrestarlos con ayuda de la cosmética y un estilo de vida saludable

La menopausia es una etapa en el ciclo vital de la mujer que tiene lugar entre los 45 y los 55 años por lo general. Muchas veces tendemos a plantearla como una enfermedad por la sintomatología que trae asociada, pero nada más lejos. Lo que ocurre es que los cambios durante esta etapa se aceleran por la transformación hormonal. Por un lado, el metabolismo de la mujer se ralentiza y tiende a ganar más peso. Por otra parte, la distribución de la grasa también se modifica, y tiende a acumularse alrededor del abdomen en esta etapa. Por este motivo, el riesgo cardiovascular aumenta y aparecen otros problemas como por ejemplo los problemas de sueño.

Se considera que esta etapa ha llegado cuando se cumplen doce meses sin menstruación, lo que indica que los ovarios de la mujer han dejado de producir estrógenos. Esto implica una serie de cambios hormonales que también influyen en los tejidos. Por ejemplo, ¿Sabías que con la menopausia la piel pierde un 2% de colágeno cada año?

¿Qué ocurre con la piel con la menopausia?

Cómo cuidar la piel tras la menopausia

Durante la menopausia tienen lugar cambio profundos en la piel debido a la atrofia de la epidermis, dermis e hipodermis. Esto desencadena alteraciones visibles en el cutis, como un aumento en el número y profundidad de las arrugas, sequedad de la piel, pérdida de firmeza y elasticidad, cambios en la pigmentación y alteración de la vascularización.

Pero sin duda es la sequedad cutánea debida a la falta de lípidos el síntoma más evidente durante la postmenopausia. Y es que los ácidos grasos conforman una buena parte del cemento intercelular que permite la cohesión y la flexibilidad de la piel. Además, son vitales para la función de barrera protectora.

Diferentes estudios ha demostrado los signos clínicos del efecto de la menopausia en la piel:

– El descenso de la hormona DHEA (deshidroepiandrosterona) impacta en nuestra piel. Esta hormona desaparece hasta un 90% del organismo durante la menopausia y genera cambios visibles en la piel: descienden los lípidos y sebo de la piel , se incrementan los pliegues yse reduce la renovación celular, así como la elasticidad de la piel.

– Descienden los niveles de colágeno: en concreto un 2,1% cada año durante la postmenopausia. En total, el colágeno I y III descienden a razón de 30% los 5 primeros años después de la menopausia.
– La elasticidad, se reduce un 1,5% cada año.
– Se reduce la función sebácea: se pierden el 53% de los lípidos.
– Existen proteínas implicadas en el envejecimiento hormonal.

Contorno y cuello: los más afectados

Durante la noche, mientras dormimos se produce el momento de mayor actividad biológica (división celular, microcirculación capilar, descamación, pérdida de hidratación, penetración cutánea, etc.). Cuando llega la menopausia, los sofocos nocturnos vienen acompañados de despertares frecuentes que afectan al ritmo circadiano de la piel. Esto impacta en la recuperación y afecta a la calidad del cutis. Las consecuencias son una complexión apagada, un tono irregular y la acentuación de los signos de fatiga y piel frágil.

En concreto, hay dos áreas que durante la menopausia se ven más afectadas debido al declive de las fibras: el contorno del rostro y el cuello. Por un lado, en el contorno de la cara se acelera el descolgamiento, un fenómeno relacionado con la atrofia de la piel, un descenso de las estructuras fibrosas como el colágeno y la elastina y un desplazamiento de la masa grasa. Como resultado, el tercio inferior del rostro se muestra como abotargado. Por otra parte, el cuello, que cuenta con una piel más fina, frágil y con una menor capacidad de anclaje presenta flacidez.

Cómo minimizar el impacto de la menopausia en la piel

Por un lado, podemos prevenir un deterioro acelerado de nuestra piel limitando la exposición solar y usando fotoprotección, incluso en el día a día. Además, es recomendable reducir el consumo de alcoholevitar el tabaco, seguir una dieta saludable y equilibrada, así como mantener una buena hidratación.

Por otra parte, el ritual diario de cuidado de la piel se convierte en primordial. Así, para contrarrestar los efectos de la menopausia en el cutis es imprescindible usar productos especializados en el cuidado facial antiedad, con fórmulas pensadas para compensar la pérdida de densidad y firmeza de la piel. Es el caso de los productos de la gama Neovadiol de Vichy, formulados con tecnologías reconstructoras de la piel específicamente formuladas para el tratamiento del rostro durante la postmenopausia.

Ingredientes como el ácido hialurónico (hidratación), los fitosteroles (tensores), el proxylane (redensificador) o la cera de abeja (protectora) son recomendables en los cosméticos que utilicemos en esta etapa. «Elige texturas enriquecidas con aceites vegetales que te aporten un extra de confort además de nutrición», recomienda Mercedes Abarquero, licenciada en Farmacia y responsable de comunicación científica de Vichy.

GALERÍA

 

Bulevar Sur

Bulevar Sur

Bulevar Sur
EN VÍDEO ▶El independentismo se cita ante la cámara catalana, donde se celebrará una comisión sobre el 155 en Catal… https://t.co/6qgn4G3dKB - 13 mins ago
Bulevar Sur

Más en Belleza