Cómo quitar las extensiones de pestañas en casa

  • Belleza
  • HACE 6 meses, 3 días

Si el confinamiento te pilló con las extensiones de pestañas puestas, esto es lo que debes (y no debes) hacer para quitártelas en casa

A estas alturas, con varias semanas de confinamiento a las espaldas, puede que te sientas más segura a la hora de dar respuesta a necesidades de belleza que hasta ahora no sabías que podías satisfacer. En estas semanas, hay quienes, con mayor menor destreza, han aprendido a cortarse el flequillo o el pelo, hacerse mechas en casa, y aplicarse la coloración, entre otras cosas.

Y es que la mayoría se ha visto en la obligación de poner en práctica estos rituales de «autobelleza» para sobrellevar mejor la cuarentena y cubrir sus necesidades estéticas. Más aún, cuando el cierre salones de belleza y centros de estética ha dejado a muchas con manicuras semipermanentes y extensiones de pestañas que no podrán retocarse hasta que se levante el estado de alarma.

En cuanto a retirar las manicuras de gel en casa, ya te hemos contado cómo puedes hacerlo sin dañar tus uñas. Por eso ahora queremos ayudarte en caso de que tengas que retirar unas extensiones de pestañas en casa, sin que sufran las naturales.

Trucos para acelerar el proceso

En primer lugar, debes olvidarte de la tentación de quitar las extensiones de pestañas a tirones, ya que esto podría arrancar las naturales también, dando lugar a un verdadero desastre. Ten en cuenta que solo los removedores de pegamento profesionales disponibles en los salones de belleza consiguen eliminar las extensiones de una vez y con seguridad.

Si lo deseas, puedes hacerte con uno de estos productos en tiendas online para usarlo en casa. La técnica apropiada para retirar las extensiones consiste en dejar actuar el producto sobre las pestañas para después “barrer” las pestañas falsas con ayuda de un bastoncillo. Colocar un parche de hidrogel bajo el ojo te resultará muy útil para ir retirando las extensiones.

Pero si no tienes acceso a uno de estos productos, lo ideal es conseguir que las extensiones se vayan cayendo solas, a medida que el adhesivo se deteriore. Para ayudar a que se vayan desprendiendo puedes recurrir a estos métodos:

Desmaquillante a base de aceite

Limpia tus ojos cada noche con un desmaquillante a base de aceite, incidiendo especialmente en la raíz. Por un lado, estarás previniendo la obstrucción de las glándulas de los párpados (que pueden dar lugar a inflamaciones en el ojo y molestos orzuelos). Por otra parte, la textura oleosa irá deshaciendo poco a poco el pegamento de las pestañas de manera respetuosa con las naturales.

Calor y vapor

Aprovecha las duchas calientes diarias para ir deteriorando el pegamento existente en el punto de unión entre las extensiones y las pestañas naturales. Poco a poco se irá deshaciendo y los postizos se irán cayendo. Los baños faciales de vapor también pueden acelerar el proceso.

Aceite de ricino

Ayúdate del aceite de ricino para aflojar las extensiones poco a poco. Aplica cada noche sobre las pestañas un poco de este aceite con las yemas de los dedos para que vaya actuando mientras duermes. Este aceite irá debilitando las uniones de las extensiones facilitando que se caigan por sí solas. Incluso una vez que te hayas deshecho de todas las extensiones de pestañas, puedes seguir utilizando cada noche este aceite de ricino para fortalecer tus pestañas naturales.

Si no tienes aceite de ricino en casa, puedes recurrir al de oliva para realizar el mismo tratamiento.

La hora de retirar las extensiones

Cuando ya empieces a notar que las extensiones comienzan a despegarse, puedes disponerte a retirarlas de forma cuidadosa. Para ello, puedes usar aceite puro de coco o de oliva (o algún bálsamo desmaquillante) y aplicarlo generosamente sobre las pestañas de forma que se empapen por completo. Puedes comenzar con un algodón bien impregnado y continuar con las yemas de los dedos, dando pequeños masajes en la base de las pestañas.

Poco a poco comprobarás cómo se van desprendiendo. Si es necesario, ve añadiendo más aceite hasta que hayas retirado todo.

Por último, una vez se hayan caído todas las extensiones de pestañas es aconsejable que evites el uso de rizadores, tanto mecánicos como térmicos, ya que podrían estar vulnerables y quedar dañadas.

Recuerda que, ante todo, es muy importante que no trates de arrancar las extensiones y esperes a que se hayan ablandado lo suficiente para que salgan sin esfuerzo.

Dolores Trueba

Dolores Trueba

Redacción Bulevar Sur
Dolores Trueba

@dolores_trueba

Recién aterrizada aquí, aunque llevo tiempo vigilandoos. Me dejo caer por @BulevarSur. «Be with a guy who ruins your lipstick, not your mascara» #belleza
Trucos para un maquillaje de #Halloween fácil @BulevarSur https://t.co/Afg3EFOBEo #Halloween2017 https://t.co/eoUIUzk8KT - 3 años ago

Más en Belleza