Peinados con pelo mojado para olvidarse del secador en verano

  • Belleza
  • HACE 5 meses, 10 días

Si eres de las que huye del secador en verano, así puedes combatir las altas temperaturas con peinados de tendencia

Aliado el resto del año, el secador puede resultar muy incómodo durante los meses de verano, especialmente en los días en los que el calor más aprieta. Por eso, muchas toman la determinación de prescindir de él para salir a la calle, optando incluso por llevar el pelo mojado, apenas secado ligeramente con la toalla.

Lo cierto es que a la hora de soportar las en nuestra rutina diaria, salir de casa con el pelo mojado es una buena opción, perfectamente compatible con lucir un peinado estiloso a la vez que cómodo. Y es que llevar el pelo mojado por la calle con un peinado apropiado nos permitirá lidiar con el clima cálido, rebajando unos grados la temperatura en el exterior.

Además, con la mayoría de las opciones que proponemos, conseguiremos un moldeado natural una vez se seque el cabello que podremos aprovechar al final de la jornada para obtener un pequeño cambio de «look». Eso sí, hemos de tener en cuenta que no resultará saludable para nuestro cabello llevarlo mojado y recogido a diario y que es preferible combinar estas opciones con peinados con el cabello suelto y secado con aire frío o templado.

Efecto «wet»

Si hablamos de un peinado sofisticado e ideal para salir con el pelo mojado de casa, ese es el de la melena peinada y pulida hacia atrás con efecto mojado. Se puede conseguir con cualquier gel de fijación (mejor si ofrecen acabado satinado) aplicándolo de raíces a medios para conseguir dejar controlada la melena, también cuando se haya secado por completo.

Así, con fijar con producto la mitad superior del cabello conseguiremos mantener el peinado durante horas, despejando la cara y la frente y obteniendo un «look chic» y refrescante. En función de nuestras preferencias y lo que más favorezca a nuestro rostro, podemos optar por llevar o no raya de dejar el acabado más o menos pulido.

«Top knot»

Este moño alto de tendencia es ideal como peinado con pelo mojado. No solo es perfecto para los días más calurosos, puesto que despeja rostro, frente y nuca, sino que estiliza el cuello y permite una apariencia muy sofisticada. Basta con recogernos todo el cabello en un moño ceñido sobre la coronilla y sujetarlo con una goma. Para embellecer el acabado, podemos reservar un mechón para rodear el moño y ocultar la goma con horquillas.

Además, podemos jugar con el acabado en función del «look» que elijamos o la ocasión en la que vayamos a lucir el peinado. Bien ceñido y pulido o más suelto y desenfadado. Ambas opciones pueden servir tanto para el día a día como para un evento si jugamos apropiadamente con el estilismo.

Semirrecogidos

Si preferimos que nuestro cabello se vaya secando podemos optar por un semirrecogido que mantenga la melena controlada pero libre para que el sol y el aire vayan haciendo su efecto. Para despejar el pelo de la cara podemos llevar los mechones delanteros hacia atrás, por ejemplo, con retorcidos. Esto es, hacer la raya al lado o en el medio y retorcer los mechones que enmarcan la cara para sujetarlos detrás con horquillas.

Otra alternativa serían los pasadores para sujetar la sección superior de la melena o incluso los moños, para conseguir un «half-up bun» a media altura. En ambos casos, solo necesitaremos una pequeña porción de cabello para mantener controlada la melena y despejado el rostro, algo que nos permitirá ganar en comodidad en los días calurosos.

Moño bajo ceñido

Dentro de la misma opción de despejar el cabello de la cara y el cuello, podemos recurrir a un moño sobre la nuca elaborado con cabos retorcidos. Basta con recoger todo el pelo en una coleta baja dejando la parte frontal como más nos favorezca (con o sin raya, a un lado, pulido, con mechones sueltos).

Después, separamos la coleta en varios cabos (en función de la cantidad de pelo que tengamos) y los vamos retorciendo hasta fijarlos en el moño con horquillas. Al terminar la jornada, una vez se haya secado el pelo, si soltamos el recogido, obtendremos un bonito moldeado natural de medios a puntas que podemos aprovechar para un segundo «look». Como alternativa, también podemos optar por un moño alto con retorcidos, con un efecto similar.

Coleta lateral

Tan sencillo como peinar el pelo mojado hacia un lado y sujetarlo en una coleta baja que caiga por delante del cuello. Podemos utilizar gel fijador para controlar el acabado y darle un aire más desenfadado con efecto «wet» y decorarlo con cualquier accesorio de cabello como un «scrunchie» o un pasador.

Para darle un aire más romántico y sofisticado al «look» podemos recoger la parte delantera con mechones retorcidos o incluso pequeñas trenzas de raíz.

Trenzas

Cualquier estilo de trenza nos permitirá controlar nuestro pelo mojado con un resultado favorecedor, a la vez que ondulamos de forma natural nuestro cabello. Por ejemplo, las trenzas boxeador, ceñidas y peinadas hacia atrás, resultan cómodas e ideales para lidiar con las altas temperaturas típicas del verano. También las trenzas deshechas a un lado o las de raíz serían una buena opción.

Rodete clásico

Nada más rápido y sencillo para salir de la ducha que un moño clásico a media altura elaborado a partir de una coleta. Basta con enrollar la coleta sobre sí misma hasta crear el rodete y recogerlo con goma u horquillas. Para mejorar el resultado, podemos usar un mechón de pelo para rodear el moño y tapar la sujeción.

Bulevar Sur

Bulevar Sur

Bulevar Sur
Bulevar Sur

Más en Belleza