Córdoba

Córdoba

UGT y CC.OO. creen que el dato de paro oculta un 25% de economía irregular

Las estimaciones sobre esta actividad fuera de la ley en la provincia señalan una subida de cinco puntos porcentuales en el último año y medio

Día 05/08/2010 - 08.49h
Los sindicatos de CC.OO. y UGT no se mueven de la loseta y continúan afirmando, tras la publicación de los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) y de las listas del Servicio Andaluz de Empleo (SAE), que la economía sumergida ha crecido en la provincia en los últimos años debido a la profunda crisis que atraviesa el país desde finales de 2007. Frente a esa posición, el subdelegado del Gobierno, Jesús María Ruiz, maniestó ayer que sin datos no se puede afirmar nada y tiró el guante a UGT y CC.OO. «Si alguien tiene más información lo que debe hacer es poner esos datos sobre la mesa», pero, «mientras no se tengan, habrá que trabajar con todo el aparato de inspección tributaria del Estado» y destacó que el Ministerio de Trabajo «trabaja para hacer aflorar la economía sumergida».
Esta afirmación contrasta con los datos que manejan los expertos consultados por ABC y que sitúan en cinco puntos porcentuales el incremento de esta actividad fraudulenta en el último año y medio. El director de ETEA, Gabriel Pérez Alcalá, señaló así que a finales de 2008 un estudio situaba la inmersión económica en Córdoba entre el 18 y el 21%, mientras que en la actualidad fluctúa entre el 21 y el 25%. Datos que fueron corrobordos por los sidicatos.
A favor del alegato de Ruiz juega el hecho de que no puede haber datos oficiales de algo que es opaco, que está, como su propio nombre indica, sumergido; sólo hay estimaciones, además de la pura lógica, que dicta al más profano en la materia un hecho claro, y es que, si las más de 100.000 personas que dicen no estar ocupadas no estuvieran recibiendo ingresos de algún lado, la tensión social se palparía en las calles.
UGT CC.OO. apuntaron ayer a ABC que la diferencia entre el número de personas inscritas en el SAE (76.592 en el pasado mes de julio) y las que manifiestan en la EPA que están paradas (108.200 en el segundo trimestre de 2010) puede dar una muestra del volumen que alcanza la economía irregular en la provincia. O sea, los datos de paro ocultarían en torno a un 25% de economía sumergida.
Opinión de expertos
La secretaria de Formación y Juventud de CC.OO., Evangelina Cabanillas, apuntó en esta línea que «este tipo de actividad es conocida en Córdoba y se sabe que el porcentaje es bastante grande, pero no se están tomando medidas para atajar esta situación». En definitiva, que las administraciones miran para otro lado, como hizo ayer el subdelegado del Gobierno al ser preguntado por este tema. Ruiz habló de la tasa del paro y aseguró que no es de las más altas de Andalucía. Asimismo, recordó que Córdoba no es una ciudad donde en julio y agosto se genere mucho empleo. Pero no valoró la palpable economía sumergida que existe en Córdoba; debida, entre otros factores, a los sectores productivos mayoritarios en la provincia (servicios, joyería y construcción), los que ejercen con más asiduidad, esta práctica irregular, incluso en tiempos de bonanza.
El problema de mantener esta situación, según José María Casado Raigón, presidente del Colegio de Economistas de Córdoba, es que la economía sumergida es «un parche, que al final no hace no otra cosa más que agravar la situación, ya que destruye, poco a poco, el sector productivo». De esta misma opinión se mostró el presidente de la Cámara de Comercio, Ignacio Fernández de Mesa, quien apuntó además que la solución para sacar a la luz este tipo de actividad es que las obligaciones fiscales de los empresarios «se sitúen en unos términos más razonables» para que sean atendidas por todos.
La situación de miles de familias cordobesas se mantiene hoy día gracias a la economía sumergida, manifestó Pérez Alcalá, y es que bajo su criterio «las familias que afirman que todos sus miembros están en paro deben estar sobreviviendo gracias a actividades al margen de Hacienda». Desde UGT, el secretario de Empleo y Formación, José Salmerón, sostuvo que «en estos momentos cada uno se agarra a lo que puede», y citó, además de la actividad «en la sombra», los contratos precarios, de los que se aprovechan los empresarios, y la red familiar, a la que recurren muchos cordobeses para poder subsistir. Para el subdelegado del Gobierno la respuesta está en la inversión pública que el Gobierno está haciendo en «prestaciones sociales y los subsidios extraordinarios», que mantienen la «cohesión social al estar garantizados».

La contrucción, en la cuerda floja

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Lo ?ltimo...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.