TSS-5990629933001

Jesús Bello, voluntario de Alzheimer Córdoba: «Gracias al voluntariado sé lo que quiero ser»

Jesús Bello es voluntario de la Asociación San Rafael de Alzheimer y otras demencias al tiempo que se prepara para desempeñar su vocación de trabajador social

Casi por casualidad descubrió el voluntariado Jesús Bello y ahora afirma que esta experiencia le ha ayudado a descubrir su verdadera vocación. El año pasado cursaba estudios de marketing y ahora avanza en su carrera como trabajador social. «No tiene nada que ver, pero me di cuenta de que me gustaba ayudar... antes no sabía qué hacer y gracias al voluntariado sé lo que quiero ser», afirma el joven.

Su tarea es muy sencilla: ayudar a los residentes a realizar manualidades, acompletar puzles, encajables, juegos de fichas que se corresponden entre sí, o simplemente escucharles. «Porque a veces te dicen solamente que te pongas con ellos a hablar, y empiezan a contarte su vida y dices "todo lo que me queda a mí por vivir", y me encanta», confiesa Bello mientras recuerda las mañanas en el centro de la asociación San Rafael de Alzheimer de Córdoba y también en el de Castro del Río, su pueblo. Cuando puede ir a uno, asiste al otro, pero no deja de colaborar. «Paso todo el verano en Castro, así que voy allí. Ahora que estoy con clases, cambio de instalaciones pero siempre hago lo mismo», comenta.

Entre sus recuerdos, los del inicio. Gracias a un amigo que estaba en el voluntariado, le dio la idea de probar un día que estaba «aburrido». Y con esas primeras impresiones se propuso estar durante toda una semana hasta que decidió que no faltaría. «Al principio te impacta un poco. Intentas hablar con todos pero te echa un poco para atrás porque preguntabas a uno su nombre, él te preguntaba el tuyo y a los diez minutos te volvía a hacer la misma pregunta. Y te choca». Pero eso es el alzheimer.

Ahora Jesús dice que siente alegría cuando pasa las horas en el centro. «Me siento más vivo cada día estando con ellos», son sus palabras. Y es que al margen de la dureza de estas demencias, se reciben muchas cosas positivas. Así que Jesús recomienda a los jóvenes la implicación en un voluntariado, «porque vas a conocer a otras personas y vas a tener diferentes situaciones»  que no se dan en otros entornos.

«Estar en tu casa es muy sencillo pero de voluntario se vive una experiencia que no se consigue estando ahí ni con tus amigos», por eso Jesús vuelve, para revivir lo que se siente ayudando a otros solo con un poco de su tiempo.

Comentarios
SíguenosEn
CórdobaSolidaria

Córdoba Solidaria es un portal de noticias que da cobertura a todo lo que acontece en nuestra ciudad y su provincia sobre eventos y experiencias solidarias. Un espacio donde las ONGs, instituciones y voluntarios de Córdoba pueden dar a conocer sus actividades a la sociedad cordobesa.