¿Sabes para qué sirve un preparador en cosmética?

  • Belleza
  • HACE 9 días
Preparador de Galénic

No los confundas ni con un tónico ni con un primer. Hablamos con la experta de Galénic que nos descubre los preparadores y por qué necesitas uno en tu rutina de cuidados faciales

Hay veces que el neceser que tenían hace años parece empequeñecer. Ya no te caben los productos de cosmética que necesitas día a día. Y no es solo porque estés cumpliendo más años, también es porque el sector no deja de evolucionar, investigar y lanzar productos que consiguen conquistarte por sus beneficios.

En una reciente visita de Galénic a Sevilla (en una habitación con vistas de quitar el hipo en el Eurostar Torre Sevilla) su experta, Yamila Asadi, nos descubrió en un nuevo producto sobre el que le preguntamos todo. No es un tónico, tampoco un primer, ¿entonces qué es un preparador? Según nos explicó, una vez que lo pruebas ya no quieres vivir sin él y no es fácil de encontrar en otras marcas.

«En Galénic trabajamos con el saber farmacéutico de Pierre Fabre, es importante tener una piel sana que luego es visiblemente más bella y bonita», nos explica. Para esta marca, establecer una rutina de belleza personalizada, es interesante para descubrir las necesidades y expectativas de las mujeres sobre los productos cosméticos. «La piel no tiene edad, tiene necesidad y cada persona necesita un producto diferente», apunta.

Para poder usar el preparador es clave una buena limpieza previa. «Limpiar es algo básico porque para ver la eficacia y maximizar los beneficios no hay nada como una piel limpia. La contaminación, la polución, etc se adhieren a la piel. Y aunque no nos maquillemos esa contaminación está ahí y estamos impidiendo la acción del cosmético», explica a Bulevar Sur.

Tras esa limpieza y exfoliación (sobre las que nos ha dado muchos consejos y recomendaciones), llega el momento de probar este producto tan especial. En Galénic cuentan con dos preparadores: la loción Aqua Infini y la de la línea Aqua Porcelaine.

Preparador de Galénic

«La piel es un órgano vivo, no es lo mismo cuidarla en verano que en invierno, hay que buscar productos efectivos pero también es importante que el producto apetezca. Por textura, aromas, sensaciones…», nos cuenta Yamila.

¿Qué hace que los preparadores sean tan interesantes? «El preparador potencia la eficacia de los activos, ayuda a sacar rendimiento a los tratamientos que aplicarás posteriormente. Ya de por sí hidrata y suaviza la piel y la acondiciona y flexibiliza, además es un método de ahorro porque gracias a él necesitarás menos sérum, crema de día o de noche… El tratamiento penetra y no se queda en la superficie».

Para diferenciar el preparador de los primer, nos cuenta que los segundos están «más relacionados con la cosmética, el preparador es de tratamiento». Podemos usar los dos, sí, porque hacen funciones diferentes. «El preparador iría después del protocolo de limpieza y el primer sería ya una vez aplicado todo el tratamiento (contorno de ojos, sérum y crema) para unificar y minimizar el aspecto de los poros dilatados y afinar la textura de la piel a nivel óptico por si luego quieres maquillarte o simplemente salir tal cual».

La loción tratante Aqua Infini o la loción activadora de Aqua Porcelaine tampoco son como los tónicos. Porque el tónico es un complemento para la limpieza que se usa con algodón para terminar ese arrastre y que equilibra la piel y el PH estimulando la microcirculación sanguínea. «El preparador puede parecer un tónico por el formato, pero se puede aplicar con las manos también, podemos seguir estimulando la microcirculación y su acción es sobre todo la de minimizar esa sensación primera de deshidratación que puede quedar tras la limpieza».

El preparador o loción de Aqua Infini, por ejemplo, es un producto que trata la piel a nivel de superficie, ayuda a retener el agua y a que penetre hasta un 20% más la acción de lo que aplicamos después. Aqua Porcelaine está recomendado para pieles más apagadas, opacas, rehidrata para pieles con falta de luz y necesidad de iluminar. Ambas pueden servirte también como after sun y after shave para los hombres. Un producto multiuso sin igual.

¿Cómo se usan los preparadores? «Con la piel limpia y seca, ponemos muy poca cantidad en las manos, lo calentamos con la yema de los dedos y directamente al rostro. Son muy placenteros, una vez integrados en la rutina se convierten en claves. También porque nos ayudan a ahorrar en el resto de productos. Se pueden aplicar durante la mañana y noche y duran hasta seis meses», aconseja la experta de Galénic.

Además recomienda que aunque no sea clienta habitual de la marca, es un producto transversal que puedes integrar en tu rutina de cuidados para aprovechar sus múltiples beneficios y hacer así un primer acercamiento a esa firma.

Rocío Ponce

Rocío Ponce

Redacción Bulevar Sur
Rocío Ponce

Más en Belleza