Tipos de mechas que puedes pedir en tu peluquería

  • Belleza
  • HACE 2 meses, 21 días
Tipos de mechas que puedes pedir en tu peluquería

Porque ya no vale con decirle a tu estilista que quieres unas mechas, toma nota de las principales opciones que tienes y para qué tipo de cabello están pensadas

¿Recuerdas cuando ibas a la peluquería y bastaba con decirle a tu estilista que querías unas mechas para que te entendiera? ¡Qué sencillo era todo! Pero luego llegaron las celebridades y las «influencers» (¡y sus estilistas!) para mostrarnos que había vida más allá de los mechones decolorados simétricamente de raíces a puntas. Que no era necesario volver a la peluquería cada dos meses a retocarnos para evitar las dichosas raíces y que, bien visto, las raíces llevadas con estilo, eran hasta una tendencia. Nacieron nuevos tipos de mechas.

Que si ahora se lleva el cabello natural, que si mejor buscar contraste, que si imitar el aclarado del sol, que si buscar matices en la melena,… Con el paso de las temporadas, las posibilidades en cuanto a tipos de mechas se han ido sumando hasta dejar un catálogo de posibles coloraciones que puede resultar difícil de manejar.

Para que no te pierdas, aquí te dejamos un resumen de las principales clases de mechas que puedes pedir en tu peluquería:

Mechas «babylights»


Son unas mechas de acabado muy natural que pretenden recrear un reflejo irregular del sol en el cabello. Se aplican desde la raíz a las puntas en mechones muy finos buscando un degradado sutil que va del oscuro al claro. Por eso, se consideran una alternativa más sutil a las mechas californianas.

Resultan ideales para dar movimiento a la melena por la cantidad de matices que consiguen. Se aplican con la técnica del «balayage», a mano alzada y son apropiadas para cabellos rubios o castaños claros.

Mechas californianas


Son las mechas que arrasaron hace unos años y que aún hoy siguen coleando. Buscan crear un contraste absoluto entre raíces y puntas, las primeras oscuras y las segundas claras, hasta el punto de la decoloración. En el caso de las melenas oscuras, el efecto es más llamativo y aporta luminosidad al rostro.

La ventaja que tienen este tipo de mechas es que son aptas para cualquier tonalidad de cabello, precisamente porque buscan ese contraste evidente. También se pueden llevar con toda clase de cortes de pelo, aunque el efecto queda más conseguido en las melenas largas y medias.

Mechas «balayage»


No son un tipo de mechas en sí, sino una técnica de coloración que se aplica a mano alzada con pincel. Según el «balayage», el color solo se trabaja de medios a puntas, dejando libres las raíces, con lo que conseguimos un mantenimiento menos exigente del cabello.

Es una técnica de barrido que permite personalizar las aplicaciones buscando los puntos de la melena que más conviene iluminar en función de los rasgos de cada persona. Consigue un degradado menos agresivo que las californianas, al aplicarse de forma más irregular y aleatoria. Es apropiada tanto para melenas oscuras como claras, aunque siempre el cabellos largos o medios.

Mechas «ombré» y «sombré»


En ambos casos estamos hablando de un degradado, aunque en las mechas «sombré» es mucho menos evidente. A diferencia de las mechas californianas, si bien existe un contraste evidente entre raíces y puntas, en el caso del degradado «ombré» existe una transición de color. Es decir, entre el tono de las raíces (natural) y el de las puntas (decolorado), ha de haber varios tonos intermedios. Por eso, debes saber que con la coloración «ombré» se aplica color en toda la melena.

En este caso, el comienzo del degradado suele coincidir con la mandíbula, lo que implica que estamos hablando de melenas largas. Se trata de un tipo de mecha idóneo para las melenas morenas, ya que permite un efecto más marcado y artístico.

Mechas «strandlighting»


Son la última tendencia 2018 en coloración y consisten en recrear las finas «hebras» luminosas (según su traducción) que deja el sol en la melena. La idea de las mechas «strandlighting» es conseguir una gradación del rubio de base a través de esos cabellos iluminados en diferentes tonos. Todo ello, sin partir directamente de la raíz para evitar las raíces oscuras con el paso del tiempo. La clave está en cómo ir seleccionando de manera personalizada los finos mechones que serán coloreados para simular el efecto del sol en la melena. Sin duda, son unas mechas ideales tanto para arrancar el verano como para finalizarlo.

Mechas ojo de tigre


Las mechas «tiger eye» están inspiradas en la piedra semipreciosa que les da nombre y que combina unas llamativas vetas color ámbar y chocolate con unos preciosos destellos. Se utilizan para aclarar melenas castañas o morenas y darles luz y movimiento. Son ideales para mujeres con cabellos apagados, que nunca los han sometido a coloración alguna y que buscan un cambio de look.

Son mechas que se aplican a mano alzada buscando crear puntos de luz en el cabello, sin ajustarse a la raíz y en busca del degradado. Por eso, son mechas adecuadas para melenas largas y midi.

Mechas «bronde»


La famosísima coloración «bronde» se consigue a base de mechas en tonos dorados, caramelo, ámbar, avellana, etc. El objetivo es lograr una fusión indescifrable de rubio y castaño («blonde» + «brunette»).

Son unas mechas ideales para mujeres castañas que quieran aclarar su cabello sin pasarse al rubio. También permite espaciar las visitas a la peluquería, por el acabado natural que ofrece y el poco mantenimiento que requiere.

Dolores Trueba

Dolores Trueba

Redacción Bulevar Sur
Dolores Trueba

@dolores_trueba

Recién aterrizada aquí, aunque llevo tiempo vigilandoos. Me dejo caer por @BulevarSur. «Be with a guy who ruins your lipstick, not your mascara» #belleza
Trucos para un maquillaje de #Halloween fácil @BulevarSur https://t.co/Afg3EFOBEo #Halloween2017 https://t.co/eoUIUzk8KT - 12 meses ago

Más en Belleza