endoterapia-encina-fert
Tree Quercus Life (endoterapia en encinas) / Agrónoma
Sanidad vegetal

Un método que aplicaba Leonardo da Vinci sirve para cumplir las exigencias fitosanitarias de Europa

La endoterapia, cuya promotora en Andalucía es la empresa Fertinyect, consiste en aplicar los tratamientos a través de inyecciones en los árboles

10 febrero 2021, 05:59

Es innegable que la agricultura europea se encamina, cada vez con más celeridad, a un panorama «verde», con exigencias medioambientales y cambios que, sin duda, afectarán a la forma de trabajar de las producciones españolas.

Uno de los puntos más debatidos en la Unión Europea es la aplicación de fitosanitarios, cuyo uso, ya sea por las cada vez más escasas autorizaciones de sustancias o por el control de las emisiones que producen, se está tendiendo a reducir, lo que no deja de ser un problema. Los cultivos tienen plagas y enfermedades que hay que curar, ¿pero cómo hacerlo para cumplir, a su vez, las exigencias comunitarias?

La endoterapia, que consiste en aplicar los tratamientos fitosanitarios a través de inyecciones que van directamente al tronco, podría dar respuesta al futuro sanitario de muchos cultivos. Pero no, no es un método precisamente nuevo: la historia de la endoterapia, según referencias bibliográficas, se remonta al Renacimiento, ya que fue Leonardo da Vinci el que hizo las primeras pruebas inyectando arsénico en los árboles.

Árboles a los que se aplica

En Andalucía, es la empresa Fertinyect la promotora de este método, que lleva aplicando más de 30 años. No obstante, como reconoce su presidente, Juan Barbado, es en los últimos años cuando se está produciendo un «boom» de la endoterapia en el sector agrario, ya que antes era más usual en la arboleda urbana.

«Se puede aplicar en todo tipo de árboles que tengan un perímetro de unos diez centímetros. Al introducir el tratamiento por vía vascular, no se producen emisiones al exterior, lo que hace que se proteja el entorno y las aguas subterráneas», explica. En concreto, están especializados en dehesas (encinas y alcornoques), y olivar, y también puede utilizarse en cítricos, almendros y aguacates, entre otros cultivos.

Encina donde se está aplicando endoterapia (Tree Quercus Life) / Agrónoma

Proyecto europeo

Además, hace unos meses, Fertinyect, que fabrica sus propios dispositivos de endoterapia, tiene en marcha un convenio con Asaja Córdoba, por lo que su métodos están llegando a cada vez más agricultores cordobeses.

La empresa, que tiene ámbito nacional y ha empezado a exportar a Italia, Colombia, México y Países Árabes, también participa en un proyecto europeo, dentro de la estrategia «De la Granja a la Mesa», donde se usará este tipo de tratamientos para comprobar que cumplen con el Pacto Verde. En concreto, van a testarlos ayudándose de drones y comparándola con la tradicional fumigación o pulverización.

«Los resultados que da la endoterapia no tienen nada que ver con los métodos tradicionales», detalla Barbado. «Es un tratamiento integral, que protege los árboles y, a su vez, el entorno. Se consiguen mejores rendimientos, más productividad y, por supuesto, más sostenibilidad, asegura.

Ámbitos