Yoga facial: si entrenas los músculos del cuerpo, ¿por qué olvidas los de la cara?

  • Belleza
  • HACE 2 meses, 9 días
Ejercicios de yoga facial de Diana Bordón y su Facial Yoga Plan

«Todo el mundo está acostumbrado a hacer ejercicios y deporte con los músculos del cuerpo y no hemos añadido la rutina de ejercicios para los músculos de la cara», asegura Diana Bordón

Si creías que ya lo sabías todo sobre el yoga… ¡Te equivocas! Tuvimos la oportunidad hace muy poquito y gracias a la presentación del nuevo dispositivo de Foreo de conocer en persona a Diana Bordón, la abanderada del yoga facial en nuestro país. Su pequeño taller nos dejó con la boca abierta, ¡los músculos faciales son todo un mundo por descubrir!

Su técnica personal, que enseña a través de cursos, vídeos, un libro y talleres, es el Facial Yoga Plan y puede cambiarte la vida -y el rostro-. ¿Quieres saber más sobre ella?

Diana Bordón es una canaria de 39 años que se define como «coqueta por naturaleza, enamorada de la cultura asiática y de los métodos naturales y de prevención». Aunque estudió Protocolo Internacional en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y luego realizó un Máster en Internet Business por el MIB, acabó uniendo mundos al formarse junto a Annalise Hagen en Nueva York, la pionera del yoga facial en Estados Unidos.

Pero eso no es todo… «Pasé un tiempo en un monasterio budista de Tailandia, aprendiendo meditación Vipassa y masaje tailandés y acupresión facial. En China me formé en la técnica de los masajes faciales de piedra de Jade, Japón me ha descubierto el masaje facial imperial y en Bali realicé mi formación de yoga Pranala y meditación», apunta. Todas estas técnicas que domina la han llevado a desarrollar su propia metodología.

«El yoga facial es una combinación de ejercicios para tonificar los músculos faciales, masajes drenantes, reflexología facial, masajes de jade y concentración en la respiración», explica la experta. ¿Hemos despertado tu curiosidad? Seguro que sí.

GALERÍA
Ejercicios de yoga facial de Diana Bordón y su Facial Yoga Plan

¿Cómo te cuidabas la piel antes de crear tu propio método de yoga facial? 

He usado crema hidratante desde que tenía 14 años y protección solar cada día desde los 29.

¿Qué te llevó a darte cuenta de que no había una práctica con la que mejorar tu piel? 

Todo comenzó por una necesidad personal, a mis 31 años comencé a apreciar, que el nasolabial se caía, las comisuras de mis labios empezaban a tornarse hacia abajo y se me quedaba la cara triste…. Eso me impactó y comencé a buscar en Internet información sobre cómo solucionarlo. Fue muy frustrante al ver que la gran mayoría de la información que encontré para ponerle solución pasaban por algún tipo de infiltración, tanto de hilos, como de bótox, etc. Yo no me veía capaz de hacer algo así porque era una solución poco natural para mi estilo de vida, por eso seguí investigando y adentrándome en contenidos en otros idiomas y descubrí que cabía la posibilidad de ejercitar los músculos faciales. La lastima era que no había mucho contenido, no lo explicaban con detenimiento y la información estaba mal organizada. Con lo cual no sentía que viendo un vídeo de un canal y otro de otro canal diferente podía adquirir el suficiente conocimiento o las explicaciones correctas para aprender bien cómo ejercitar mis músculos faciales. Entonces decidí comenzar a viajar y aprender por mi cuenta las técnicas de cuidados faciales que se utilizaban en diferentes países alrededor del mundo.

Se podría decir que empecé por casualidad y cuando sentí con mi propia práctica lo eficaz que es realizar una rutina de ejercicios faciales, me pregunté ¿por qué no hay más personas que lo practiquen y que conozcan sus resultados positivos? Y por eso me animé a compartir y empezar a enseñar lo que había aprendido y creado a lo largo de años de práctica.

¿Cómo fueron esos primeros pasos en el yoga facial en España?

Recuerdo cuando comencé a explicar a mis amigas y familiares lo que hacía y los resultados que tenía, todos me miraban con cara de «No te entiendo muy bien Diana, pero ¿qué me estás contando?». También recuerdo la cara de mis primeras alumnas algunas de ellas eran licenciadas en Educación Física, al comenzar la clase me miraban con escepticismo y sin mucha emoción en sus miradas, pero durante la clase surgía la magia y se quedaban fascinadas con lo que estaban aprendiendo, los nuevos conocimientos que les estaba aportando y de cómo se activaban y funcionaban los músculos de sus caras.

¿Costaba conseguir esa credibilidad en el ejercicio o yoga facial siendo una de las primeras en nuestro país?

Han sido años en los que me he sentido sola, investigando, enseñando y haciendo ver lo efectivo del ejercicio facial, no es fácil introducir una rutina novedosa y tan específica como es la activación muscular facial. Pero mi gran pasión por lo que hago y mi convicción por sus resultados positivos me animaron a segur adelante y seguir impartiendo clases. Desde el principio tuve claro que mi idea era que cada vez más y más personas practicaran Facial Yoga Plan® para que se pudieran beneficiar de lo sencillo y efectivo que es cuidar la belleza natural de nuestro rostro. Ahora con los años, ya el método es más conocido y valorado por todos aquellos que lo han probado y lo practican.

¿Cómo has desarrollado tu método Facial Yoga Plan? 

El método surgió sin buscarlo, comencé mi primer viaje a Tailandia y una vez estando allí, fui descubriendo nuevas técnicas que me llevaron a querer profundizar más y más, empecé por aprender masaje Tailandés y eso me llevo a la acupresión Facial y de ahí descubrí la meditación Vipassa, el descubriendo en Tailandia del rodillo de Jade me llevó a China para aprender como usarlo y usar el Guasha, japón me descubrió los masajes faciales imperiales, Bali el Yoga Pranala… Cada nueva formación me hizo ir implantando en mi esos nuevos conocimientos que después empecé a aplicar de manera conjunta viendo así  resultados increíbles en mi piel

¿Cuáles han sido los grandes retos a la hora de implantarlo en España?

El desconocimiento, al ser algo tan novedoso las personas necesitan antes ver que funciona en otras personas para creer en el método. Han pasado ya cinco años desde que decidí que debía dar a conocer este método tan sencillo y efectivo que pueden hacer las mujeres de cualquier edad y lugar del mundo. Es tan sencillo y eficaz que aún sigo sin entender por qué no lo hemos estado practicando desde antes, ya que todo el mundo está acostumbrado a hacer ejercicios y deporte con los músculos del cuerpo y no hemos añadido la rutina de ejercicios para los músculos de la cara.

¿Qué países nos llevan la delantera y son los que tenemos que tener como referencia en yoga facial y cuidados de la piel?

Japón y Estados Unidos

¿Cuáles son los principales problemas y errores que cometemos con nuestra piel?

La falta de limpieza diaria, la mala hidratación tanto externa como externa a la hora de consumir líquidos suficiente para mantenernos bien hidratados. Que no nos tocamos la cara para nada, y nuestro rostro necesita drenar la sangre que se mueva para que se oxigene bien, para que ayude a eliminar toxinas y así permita la continuidad en la generación del colágeno y la elastina.

¿Cuándo es el mejor momento para iniciarse en el yoga facial?

Lo antes posible, pero a partir de los 30 años es la edad perfecta porque vamos a ver los resultados en menor tiempo debido a que nuestros músculos faciales no están tan debilitados y reaccionarán en seguida en trabajo muscular de la metodología de Facial Yoga Plan. Pero eso no quiere decir que sea demasiado tarde ni para las mujeres de 40, 50 o 60 años, porque nunca es tarde para realizar una actividad física moderada y Facial Yoga Plan es para todas la edades. La única diferencia es el tiempo que deben dedicarle con la práctica para ver los resultados, entre más debilitado está el músculos, será necesario un entrenamiento más prolongado en el tiempo. Exactamente igual que cuando más al gimnasio, el secreto del éxito y de ver tus músculos tonificados es la practica y la constancia y los resultados se empiezan a apreciar en un apile más luminosa y en unos músculos faciales más firmes.

Es curioso, pocos nos hemos planteado eso de pensar en los músculos de la cara como algo «ejercitable» o con una rutina… 

Los músculos de tu rostro no son diferentes a los de cualquier otra parte del cuerpo. Si quieres ponerte en forma vas al gimnasio, ¿verdad? Pues aquí pasa lo mismo. Para mantener tu piel elástica, eliminar arrugas y liberar estrés, es necesario hacer una rutina de ejercicios semanales y tonificar tus músculos faciales. Imagina un cuerpo tonificado y bien definido, de una persona que lleva muchos años entrenando en el gimnasio, cuando pasan de los 40 puedes ver como su cuello y su cara no tienen el mismo tono muscular que sus bíceps o su abdomen. Si estos deportistas añaden a su rutina de ejercicios físicos 15 minutos más de ejercicios faciales obtendrán los mismo beneficios de la tonificación muscular pero esta vez en el rostro.

Beneficios del yoga facial

 

«Los ejercicios se centran en las expresiones y los movimientos faciales. Estos simples ejercicios te ayudaran a usar los músculos de la cara y obtendrás resultados naturales. Estos ejercicios son eficaces contra la flacidez de la piel. Los resultados de seguir una rutina de ejercicios de yoga facial, los podrás percibir en la tonificación, de los músculos faciales y en una piel más firme».

Si ves la piel de Diana Bordón no necesitarás más argumentos para querer unirte a su método, pero por si acaso, te resumimos todos los motivos para practicar yoga facial así:

  • Rejuvenece
  • Relaja y libera estrés
  • Previene la flacidez
  • Mejora la respiración
  • Activa y tonificar los músculos de la cara
  • Mejorar la circulación de la sangre y el oxigeno que circula por nuestro rostro
  • Previene la aparición de las arrugas

Rutina de yoga facial

«Es muy sencillo, Facial Yoga Plan plantea unos ejercicios de tonificación y resistencia muscular facial que comienzan desde el cuello hasta llegar a la frente. La idea es que al principio se practique cinco veces por semana y tan solo llevan unos 15 minutos las tres series de 15 repeticiones de cada uno de los ejercicios».

Para poder realizarla necesitas conocer la rutina completa de Facial Yoga Plan (en su página web te ofrecer diversas opciones) y no necesitas más que tus manos para hacer los ejercicios de resistencia y tonificación y tener la piel bien hidratada con tu tratamiento de belleza. Si cuentas con un dispositivo como LUNA3 de Foreo sería el complemento perfecto para hacer la limpieza en profundidad de la piel y usar la función de masaje antiedad que tienen para conseguir trabajar una mejor circulación de la sangre, con los beneficios que eso conlleva.

¿Cuándo y dónde es el mejor momento para realizar el yoga facial?

Lo bueno es que lo puedes practicar donde quieras y no necesitas vestirte de deporte para poder hacer tu rutina de Facial Yoga Plan, lo ideal es practicarlo al final del día cuando ya te has desmaquillado y te has hidratado la piel para que puedas hacer bien todo el método desde los ejercicios a los masajes faciales.

¿Sufriremos agujetas?

En principio no deberíamos sufrir agujetas, pero sí que notaremos el trabajo y seremos muy conscientes de los movimientos de cada uno de los músculos que subyacen debajo de nuestra piel.

Alguien que se tome muy en serio el yoga facial, ¿retrasará mucho la necesidad de retoques como las inyecciones de ácido hialurónico o el bótox, por ejemplo?

Sí, claro. Estás tonificando tu músculo eso ayudará a que la piel se tense y evitará los movimientos involuntarios de los músculos causados por las expresiones que nos los que generan las arrugas. Y además gracias a los masajes trabajaremos sobre las arrugas para mitigarlas si ya las tienes o conseguir que no aparezcan si aún no te han salido.

Has publicado un libro sobre tu método, pero también impartes cursos presenciales, online… 

La primera edición del libro se hizo en 2017, entendía que debía hacer llegar la metodología al mayor número de mujeres y por eso escribí el libro que es muy sencillo de leer y de entender los movimientos para que puedas empezar paso a paso tu sola desde casa a practicar yoga facial. He buscado la manera de llegar al mayor número de personas posibles ya que realmente creo que si más mujeres hicieran estos ejercicios, sus rostros ganarían en vitalidad y esas caras que ahora caen por la gravedad y los músculos debilitados, empezarán a ver como recuperan un semblante más amable. Por eso he creado la escuela online de Facial Yoga Plan para que desde cualquier lugar del mundo puedas tener acceso a mis cursos, hacer el curso de «Desafío de 20 días de Facial Yoga Plan» es como tenerme a mi en casa enseñándote paso a paso los ejercicios de manera muy sencilla y amena. Y también cuento con los cursos presenciales que suelo realizar por diferentes ciudades de España, Europa y Asia.

¿Cómo es una rutina de cuidado facial perfecta para ti? 

Pues para mí la rutina comienza desde que me despierto, lo primero que hago es sonreír. Sí, le mando una señal directa a mi cerebro de que todo va bien, de que estoy feliz y esto repercute muy positivamente en mi estado de ánimo. Me lavo la cara por la mañana, me pongo una crema hidratante de rosa mosqueta y protector solar con un poco de color, no suelo maquillarme. Por la tarde noche al regresar a casa me limpio bien la cara, con un jabón de caléndula, me añado unas gotas de aceite de argán o rosa mosqueta según me apetezca mezclado con unas gotitas de Aceite esencial de naranja, todo ecológico y muy natural y después comienzo con mis ejercicios de yoga facial y término con los automasajes japoneses que pueden encontrar en mi escuela online de manera totalmente gratuita para que tengan un ritual de belleza completo.

Rocío Ponce

Rocío Ponce

Redacción Bulevar Sur
Rocío Ponce

Más en Belleza