paridera-corderos
Corderos de CorSevilla / Agrónoma
Ovino-caprino

Nuevo curso, nueva paridera y muchas dudas

Interovic solicita una nueva ampliación de la Norma de carne de Ovino y Caprino por otro periodo de cinco años

31 agosto 2020, 11:00

Comienza septiembre y con él era tradicional la apertura del nuevo curso escolar. Se abría el nuevo curso parlamentario y jurídico. En el campo, se empezaba a vislumbrar la preparación de la montanera en nuestras dehesas, las encinas engordaban su fruto, etc. Pero todo eso que parece tan normal, con esta «nueva normalidad» no lo es tanto.

El ganadero de ovino sigue sumido en un mar de dudas. Recientemente leía la noticia del descenso nuevamente en el consumo de carne de cordero en España. Ha descendido un 6,7%, pero lo más grave es el descenso del sacrificio respecto al mismo periodo de años anteriores, y es que no nos engañemos, en España hay poca tradición de consumo de carne de cordero en nuestros hogares, y el consumo se circunscribe a restaurantes, comidas familiares y fechas señaladas. Precisamente lo que ahora, con motivo de esta pandemia, está suspendido. Bodas y comuniones aplazadas y otros eventos de carácter familiar, también.

Llega la paridera

Y, en medio de esta situación, comienza la paridera de septiembre de nuestras ovejas. A juzgar por las previsiones, y teniendo en cuenta la buena primavera que hemos tenido, se presupone amplia.

El problema será cuando estos corderos que nacerán en las próximas semanas alcancen el peso de mercado, allá por los meses de noviembre y primeros de diciembre. Si continuamos con el canal Horeca cerrado, o funcionando poco menos que al ralentí, dependemos de la venta al exterior de nuestros corderos, bien en canal o bien en vivo y con destinos tradicionales: los países de la Unión Europea (Francia, Italia y Alemania) como principal destino y otros países europeos que gustan de la calidad de nuestro cordero. Los mercados árabes son otro destino que no debería detenerse para asumir la actual paridera.

Y cuando estamos metidos en esta vorágine, a principio de agosto nos encontramos con la publicación en el BOE de la ampliación de la Norma de carne de Ovino y Caprino, donde Interovic solicita una nueva ampliación de la norma por otro periodo de cinco años y, claro, ya está la polémica servida. Aparecen en prensa noticias contradictorias firmadas por una Organización Agraria que critica esta medida y pone el grito en el cielo.

Extensión de norma

La extensión de norma es una medida que se viene aplicando desde el año 2012 y ésta sería la tercera solicitud, que abarcaría los periodos comprendidos entre 2021 y 2026, con aportaciones entre 0,10 y 0,12 euros por animal sacrificado o venta en vivo a países terceros.

Con estos fondos se pagan las campañas de promoción de consumo de carne de cordero y cabrito tanto en el mercado nacional como en el extranjero, a la vez que se organizan reuniones bilaterales con países interesados en comprar carne de ovino español.

Se organizan misiones comerciales y se exploran nuevos mercados. A lo largo de las otras dos extensiones de norma se han realizado campañas de promoción de consumo en España, acuerdos de venta con países Árabes y organización de misiones comerciales en China y Japón, campaña de apoyo al sector productor para revalorizar la figura del pastor, y campañas solidarias con las personas más vulnerables que están padeciendo los efectos colaterales de la pandemia, como es la soledad y de eso nuestros pastores son expertos y saben cómo combatirla.

Con esta nueva extensión de la norma se pretende seguir en la misma línea iniciada. A diferencia de lo expresado en prensa por la organización agraria La Unión, yo sí pienso que se están consiguiendo los objetivos marcados. La pena es que el camino es largo, muy largo diría yo, y la paciencia es muy poca.

Ámbitos