aceitunas-espuerta-recurso
Espuertas llenas de aceitunas / IGP Manzanilla y Gordal
Asaja Sevilla

La producción nacional de aceituna de mesa será la segunda más baja de los últimos ocho años

Los olivareros sevillanos inician la próxima semana una nueva campaña de recolección que dará empleo a más de 45.000 trabajadores en los próximos dos meses

4 septiembre 2020, 08:15

El «cosechón de aceituna de mesa» que de manera oficiosa se venía estimando, no va a ser tal. Con problemas de agostado debido a la falta de agua y a las altas temperaturas, se espera una cosecha ligeramente inferior a la media 2010-19.

Tal como venía apuntando Asaja Sevilla, el segundo aforo de la Interprofesional de la Aceituna de  Mesa (Interaceituna) certifica que «la cosecha de aceituna de mesa de la presente campaña será superior a la pasada (que fue la más baja de los últimos diez años), aunque estará ligeramente por debajo de la media y se situará como la segunda más baja de las últimas ocho».

Así, el aforo estima que la producción nacional de aceituna de mesa de la campaña 2020/21 será de 546.000 toneladas.

Principales problemas en las parcelas

El informe de Interaceituna refleja que ya se empiezan a observar «síntomas de agostamiento en parcelas de secano y problemas por la falta de agua en los riegos deficitarios e indica que la cosecha final estará «enormemente» condicionada por la evolución climática.

Los datos recopilados por la organización interprofesional tras las visitas de campo indican que se producirá un incremento en la producción de la variedad manzanilla que, tras la pésima cosecha de 2019, recupera sus producciones habituales y tendrá una cosecha superior a la media.

Sin embargo, en el resto de variedades (gordal, hojiblanca, cacereña, carrasqueña y otras) la producción será «inferior o muy inferior a la media», aseguran

Tal como han puesto de manifiesto los técnicos de Asaja Sevilla, «la campaña llega con calibres un poco adelantados en su maduración en la provincia de Sevilla, donde el fruto empieza a mostrar algunos problemas de agostado debido a la falta de agua y a las altas temperaturas de los meses de julio y agosto, más evidentes aún en algunos secanos de tierras ligeras».

Estimación por variedades

Respecto a la aceituna manzanilla, el aforo destaca una «alta y homogénea» producción en las comarcas de Sevilla y Huelva excepto en la zona de influencia Arahal-Morón, donde la producción es «más corta e irregular».

Además, afirman que la cosecha viene adelantada en las zonas más tempranas y en las parcelas más descargadas. Interaceituna estima que de esta variedad se recolectarán este año en España 211.000 toneladas.

De igual modo, aseguran la variedad gordal viene también adelantada. Los frutos presentan una buena calidad comercial, con poco pelotín y sólo un 10 o un 15% de azofairón. El aforo de Interaceituna estima que la cosecha de gordal será inferior a la media y la fija en 34.000 toneladas.

Meteorología y falta de lluvias

En cuanto a la hojiblanca, la alta producción de la cosecha pasada y las anteriores han propiciado la vecería en los olivos, disminuyendo por ello la producción potencial. Los frutos vienen adelantados y con calibre, especialmente en las explotaciones jóvenes.

La tormenta del pasado 11 de agosto afectó a más de 3.000 hectáreas de esta variedad del término de Estepa y algunos municipios de la comarca, que no van a poder verdearse. Asaja Sevilla estima que se han perdido en torno a 7.000 toneladas.

El informe de Interaceituna señala que se observan parcelas con inicio de agostado que podrían recuperarse si se adelantan las lluvias otoñales y apuntan a una cosecha de hojiblanca de 247.000 toneladas.

Respecto a las variedades de aceitunas extremeñas, la cacereña y la carrasqueña, la vecería negativa hace que caiga también la producción prevista para esta campaña, siendo más acusada la pérdida de producción respecto a la media de las cosechas 2010-2019 en la variedad cacereña. Ambas variedades registrarán la peor cosecha de la última década.

Campaña atípica

En opinión de Asaja Sevilla el sector afronta la campaña del verdeo con «cierto optimismo», aunque también con incertidumbre, puesto que nos encontramos ante una campaña con menor cosecha, stocks más bajos, precios firmes y apetencia de compra.

«Entre las razones que alientan a ser optimistas destaca, además de que la producción será menor a lo que se pensaba, que en los últimos meses el consumo de aceitunas se ha estabilizado en unas 48.000 toneladas mensuales, esto significará que los stocks de enlace se situarán entorno a las 312.000 toneladas, los más bajos de los últimos cinco años. A esto se suma que a día de hoy hay ganas de comprar aceitunas y a precios similares o ligeramente superiores a los del año pasado», afirman.

No obstante, señalan que «se trata de una campaña muy atípica, que estará marcada por el Covid-19 y por toda la batería de medidas para hacerle frente con carácter preventivo, lo que puede ralentizar la recolección y sin duda incrementará los costes de las explotaciones, que tendrán que elaborar un plan de contingencia específico, lo que deberán tener muy en cuenta los agricultores a la hora de fijar precio a sus producciones».

Contrato de venta debe contemplar los costes

Desde Asaja Sevilla hemos solicitado a la Agencia AICA un refuerzo «especial» ante la presente campaña de verdeo para controlar y garantizar el cumplimiento de Ley 12/2013 de Mejora de la Cadena Alimentaria.

Hay que recordar que esta Ley obliga a formalizar contratos de compraventa estableciendo un precio cierto o precio referenciado entre agricultores, industriales y «puestos de compra» previos a la entrega de la aceituna cuando las ventas sean superiores a 2.500 euros.

Modificación de la Ley de la Cadena Alimentaria

En esta campaña, como novedad, se ha aprobado el Real Decreto-ley 5/2020, de 25 de febrero, por el que se adoptan determinadas medidas urgentes en materia de agricultura y alimentación que modifica la Ley de la Cadena Alimentaria e incorpora como cláusula obligatoria la inclusión en los contratos de la indicación expresa de que el precio pactado cubra los costes de producción.

Por último, la organización resalta que España es el principal productor y exportador de aceituna de mesa del mundo. Este mercado genera un comercio valorado en 1.700 millones de euros.

Además, la superficie dedicada en España al cultivo de la aceituna de mesa es de casi 190.000 hectáreas, concentradas en Andalucía (Sevilla, Córdoba y Málaga), y Extremadura. Sevilla es la principal productora, en esta provincia se recolecta el 60% de toda la producción española de aceituna de mesa.

Ámbitos