fresa-oidio-plaga
Fresa afectada por oídio / Agrónoma
Aplicación innovadora

El agua de la industria de aderezo de aceitunas mejora el cultivo de fresas

Por primera vez se emplean aguas residuales del procesado de la aceituna de mesa como biofertilizante en cultivos

12 enero 2020, 09:00

Científicos del Ifapa del centro Las Torres, en el municipio de Alcalá del Río, y del Departamento de Biotecnología de Alimentos del Instituto de la Grasa (CSIC), ubicado en Sevilla, han aplicado líquidos procedentes del proceso de obtención de la aceituna de mesa como biofertilizante en los cultivos de la fresa, pimiento, tomate y pepino, con resultados muy prometedores.

Hasta ahora, los agricultores habían utilizado, y sólo para riego, otras aguas procedentes de la elaboración de aceitunas de mesa, pero no las dos investigadas en este trabajo, en concreto, agua de lavado de aceitunas verdes estilo español y líquido de conservación de aceitunas negras oxidadas.

Además, «estos resultados tienen la transcendencia de sustituir un fertilizante químico por esta solución natural que genera la industria de la aceituna de mesa», señala una de las investigadoras del proyecto.

Dos campañas agrícolas

El trabajo comprende dos campañas agrícolas en las que los expertos han usado agua de lavado de las aceitunas verdes y líquido de conservación de las aceitunas negras. En ambos casos, los científicos las evaporaron para eliminar ácidos y restos, en un proceso de concentración que aporta también estabilidad química al producto. Finalmente, ese concentrado se regenera con agua corriente, lo cual facilita al agricultor aplicar la dosis adecuada.

Los investigadores aplicaron el biofertilizante a cultivos hortícolas de pimiento, tomate y pepino, y también al de la fresa. En todos hallaron un aumento del crecimiento de la planta y el tamaño del fruto en, al menos, un 20%.

Además de que ninguno de los líquidos tuvo efectos no deseados sobre los cultivos, en el caso concreto de la fresa, además del aumento de producción, los expertos han detectado un descenso de la infección del oidio, causada por el hongo Podosphaera aphanis. Así, los cultivos de esta fruta tratadas con el nuevo fertilizante presentaban de un 20 a un 30% menos de esta enfermedad que las fresas no tratadas.

Los resultados del trabajo, desarrollado en macetas en invernadero, concluyen que es posible sustituir los fertilizantes tradicionales, previo ajuste a la normativa del sector y una vez que se haya demostrado también su efectividad en ensayos de campo.

Residuos de la industria

La producción de aceituna de mesa provoca por cada kilo de fruto ya elaborado una cantidad media de 0’5 litros de ambos líquidos y otro tanto de lejías y salmueras.

La investigación del Ifapa y del Instituto de la Grasa avanza en el compromiso de la Junta de Andalucía por una economía circular, que potencie la reutilización y valorización de los residuos agrícolas.

Los científicos andaluces, en el trabajo de campo que tienen en marcha, están probando el riego de los propios olivares con aguas residuales de la industria del aderezo, con resultados preliminares exitosos. El trabajo forma parte de los proyectos de investigación de excelencia (P12-AGR-1123), financiados por la Consejería de Conocimiento, Investigación y Universidad de la Junta de Andalucía.

Ámbitos