Rocío Osorno: ¿Por qué todo el mundo habla de (y sigue a) esta sevillana?

  • Moda
  • HACE 4 meses, 18 días
La influencer Rocío Osorno

¿Quién es? La influencer y diseñadora Rocío Osorno tiene más de un millón de seguidores en Instagram y una exitosa firma de moda para novias e invitadas

¿Quién es Rocío Osorno? Puede que su nombre te suene o quizá no. Si eres joven y amante de la moda (y seguramente también de las redes sociales) podrás responder sin dudas a la pregunta. Rocío Osorno es una sevillana que ha triunfado en Instagram donde acumula más de un millón de seguidores. Esta cifra -y la notoriedad que conlleva- le han servido para convertirse en una de esas nuevas «famosas», una de las «influencers» que han saltado de las redes a los eventos multitudinarios y de ahí a los medios de comunicación y a un público que va más allá de su «follower» potencial.

Que las influencers tienen tirón mediático y social es ya una cuestión ineludible. El pasado fin de semana la boda de la influencer María Pombo se retransmitió en directo a través de la web de una reconocida revista del corazón y compartió portada con la de Belén Esteban. Y esta semana se ha hablado más que nunca de otra influencer, esta vez una que sentimos más cercana, la sevillana Rocío Osorno. ¿Por qué? Porque se casa este sábado 29 de junio en la Catedral de Sevilla con su novio y padre de su hijo, Coco Robatto.

Nacida en Sevilla, Rocío Osorno Vázquez es una joven de 31 años que estudió Ingeniería Agrícola pero que al final decidió que su vida profesional fuera por otro camino. Su año de Erasmus en Francia cambió su futuro, allí descubrió que la moda llamaba su atención y por eso, después de estudiar Patronaje Industrial y Moda, se lanzó con su propia firma de vestidos de fiesta y novias. Antes de ello, mientras estudiaba, Rocío Osorno era habitual de la noche sevillana porque trabajó durante varios años como relaciones públicas y camarera en una discoteca. Esta época la recuerda como la más divertida de su vida y donde conoció a grandes amigos que aún conserva.

Reina de Instagram en cinco años

La influencer Rocío Osorno
Algo más de cinco años (y un millón de seguidores) separan la foto de la izquierda de la de la derecha. @rocio0sorno

Mientras estudiaba Moda, durante 2014, Rocío abrió su cuenta de Instagram para compartir sus looks y fotos personales, después fue poco a poco cuidando más sus publicaciones y centrándose en algunas imágenes en las que ya posaba con ropa de su propia firma y otras con las de las marcas que luce en su día a día. Esa cuenta fue poco a poco fue creciendo, llamando la atención de marcas de todo tipo (moda, belleza, gastronomía, viajes..) hasta llegar a tener más de un millón de seguidores. Es un referente de estilo a nivel nacional, aparece constantemente en las ediciones digitales de las revistas especializadas, las marcas más importantes cuentan con ella para lanzar sus campañas y todo lo que luce, se convierte en objeto de deseo.

Y Bulevar Sur supo reconocer el talento desde el principio. Esta sevillana fue la primera influencer con un premio por su perfil en Andalucía al recibir el Premio Bulevar Sur Revelación en 2016. Entonces contaba con unos 200.000 seguidores, pero ya apuntaba maneras como una de las más interesantes del sector en España en el que ha encontrado un futuro profesional que está en constante evolución. «Al principio es muy sacrificado, hay que dedicarle mucho tiempo sin ningún tipo de beneficio… Pero creo que lo más importante es ser constante y optimista y finalmente tu esfuerzo se ve recompensado», respondía sobre sus inicios como instagrammer.

Pese a esta exposición pública constante, son muchos los amigos que definen a Rocío como una persona muy tímida, natural y muy sencilla que «no se lo tiene nada creído». El éxito de Rocío Osorno, y el interés que suscita entre sus seguidoras -muchas chicas jóvenes, sobre todo- es que en sus stories cuenta su día a día como si hablara con una amiga.

Como le ocurre a muchos artistas, su timidez se contrapone a una profesión de constante exposición y una fama y pérdida del anonimato que no es fácil de llevar. Sabemos lo que hace, lo que come, fuimos testigos de la historia de amor y la del embarazo, vemos crecer a Jacobo, asistimos a los preparativos de la boda, conocemos su frustración constante con las copias de sus diseños y el uso indebido de su imagen para fraudes de ventas por Internet…

«Rocío es una persona muy currante y súper inteligente, ha luchado mucho sola por su marca y todo lo ha sabido hacer muy bien, se ha preparado, ha estudiado y es muy competente», asegura una de sus amigas. En esta nueva profesión surgida a raíz de las redes sociales y como una nueva vía de publicidad de marketing personal, Rocío Osorno ha contado desde el principio con la ayuda de su familia.

Su madre, según cuenta, es la que le hacía las fotos al principio, después tuvo una fotógrafa y finalmente ha sido su hermano pequeño, Luis, el que ha tomado el testigo de la imagen de su hermana profesionalizándose también en la fotografía especializada y formando parte de su empresa de moda. Es habitual verle siempre acompañándola en eventos, viajes y se ha convertido también en un microinfluencer, ya cuenta con más de 23.000 seguidores en Instagram.

También Coco Robatto, su futuro marido, cuenta con un perfil de éxito con más de 45.000 seguidores y colaboraciones habituales con marcas. Y no podemos olvidar al cuarto miembro de la familia, su perrito Blas, que también triunfa en Instagram con más de 27.000 followers.

Diseños de Rocío Osorno

Desfile de Rocío Osorno en Code 41. Foto: Cristina Mena-Bernal

La primera colección de Rocío Osorno fue en 2015 y desde entonces ha participado en pasarelas como Code 41 Trending Day y Andalucía de Moda siempre con una gran repercusión gracias a sus muchas fans y seguidoras. «Al principio no teníamos proveedores tan buenos y por eso las propuestas eran con tejidos más sencillos y simples. En realidad éramos inexpertos, íbamos probando. Ni yo vengo de esta industria ni muchos de mis trabajadores. La marca la comenzamos una amiga del grado de Patronaje y yo. Me atrevería a hacer muchas más locuras en cuanto a diseño, pero quiero mantener esta visión comercial porque el 90% de nuestras ventas son online», nos explicaba recientemente en una entrevista a Bulevar Sur.

Lo que sí ha querido siempre mantener es la producción 100% en su taller de Sevilla donde también pueden personalizar algunos de los modelos que venden a través de su shop online. Los vestidos de Rocío Osorno (tanto para invitadas como de novias), que ya tienen un estilo propio y reconocible, se venden en más de un 50% en el extranjero. «Más de la mitad de lo que vendemos va fuera de España, a países como Italia, Francia, algunos de Sudamérica…», explica la diseñadora. Ella es su mejor modelo, pero también cuenta con otras influencers y famosas que los han lucido como Bridalada, Teresa Bass, Anabel Pantoja, Paula Gonu, Noelia López, Desiré Cordero y Mery Turiel, entre otras.

Rocío Osorno y Coco Robatto

Rocío Osorno y Coco Robatto

Rocío Osorno se considera una enamorada de Sevilla (y sus tradiciones, es habitual verla vestida de flamenca y también se ha vestido de mantilla en Semana Santa) aunque también es toda una viajera. Es su afición favorita, y nos lo recuerda con uno de sus muchos mini tatuajes, un mapa del mundo en el interior de una de sus muñecas. Asegura que viajando es la única forma en la que de verdad puede desconectar de todo. Fue precisamente en un viaje como conoció al que será su marido, Coco Robatto.

Durante el Rally de Say Yes por Marruecos en 2016 coincidieron y la chispa saltó al instante. Ni la distancia, entonces Coco vivía en Barcelona y después en Alicante, pudo con los inicios de esta historia de amor que además de sellarse próximamente con la promesa del matrimonio ya tiene su primer hijo, el pequeño Jacobo que nació en noviembre de 2018. Antes de ello Coco (apodo para Jacobo González-Robatto Perote) tomó la decisión de mudarse a Sevilla con Rocío donde se ha instalado también profesionalmente como asesor económico en el Parlamento de Andalucía.

«Cuando nos conocimos Coco y yo pensaba que jamás me iba a ocurrir algo así porque estaba decepcionadísima con el amor», comentaba Rocío Osorno a sus seguidores en su primer (y único) vídeo de Youtube. Su historia la han vivido en primera persona a través de los stories el medio preferido por la influencer para acercarse a todos los que se interesan por su día a día.

Y por eso no ha sido menos pública y seguida toda la preparación de la boda. A horas de casarse en la Catedral de Sevilla Rocío Osorno y Coco Robatto se han declarado su amor como mejor saben, con una imagen y palabras a través de las redes sociales. Ella ha tomado la iniciativa y ha recordado cómo surgió todo:

«Desde el primer momento supe que eras tú. La noche de Marrakech en la que una sobredosis de amor hizo que perdiera el móvil y que pudiera desconectarme del mundo y volar. Lo reconozco, nunca tuve la sensación de estar flotando de ese modo… Todavía recuerdo el momento en el que entré en la habitación y estaban @isagilarevalo y mi @msotoy, empecé a contarles cómo había ido el día y me dijeron: ‘¿Rocío tu te has visto la cara? ¡Tú estás en las nubes ahora mismo! Y yo solo podía asentir con la cabeza con una sonrisa tonta que no se me quitaba de la cara. Tu película favorita era ‘Big Fish’, esa en la que ‘un chico se enamora locamente de una chica que no conoce de nada y desde ese momento sabe que que va a ser el amor de su vida’ (literal que me soltó esto a las 12 horas de conocernos) o la de que en esa ciudad había una tradición y teníamos que besarnos cada vez que pasáramos por un arco, cuando había un arco cada 10 metros… Siempre supe que eras tú y nunca lo he dudado. En unas horas nos daremos el: ‘Sí, quiero’ y soy la mujer más feliz del mundo por ello. Por eso y por todos los días de nuestra vida y esta familia tan bonita que estamos formando. Te quiero, brujo». Junto a estas palabras ha compartido una imagen de los principios de su relación en la que se están besando.

Su futuro marido no ha tardado en contestar: «Siempre has sido lo mejor que me ha pasado hasta que llegó Jacobito, que ¡se llevó todo! Te quiero, Bruja». Brujo y bruja son los apodos con los que se llaman el uno al otro.

Rocío Ponce

Rocío Ponce

Redacción Bulevar Sur
Rocío Ponce

Más en Moda